Clinamen

HONGOS

Desviación espontánea en el desplazamiento de los átomos. Su defensa permitió a los epicúreos compaginar las tesis atomistas con la defensa de la libertad.

         La descripción atomista parece presentarnos un mundo determinista en donde todo ocurre por azar (ausencia de finalidad) y necesidad(comportamiento inexorable a partir de las leyes físicas). Los epicúreos aceptaron las tesis materialistas del atomismo (la realidad es una materia homogénea compuesta por átomos que se desplazan y combinan en el vacío) pero introdujeron una novedad en la descripción del mundo físico: los átomos caen hacia abajo como consecuencia del empuje de su peso, pero tienen la capacidad de desviarse espontáneamente de la dirección vertical (clinamen) y de ese modo formar combinaciones no previsibles con otros cuerpos. Gracias a este elemento de espontaneidad de los átomos Epicuro, y más tarde Lucrecio, negó el carácter determinista del Universo, introdujo un elemento de libertad y creyó absurdo temer al destino.   

   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *