Clasificación por sus efectos

Pueden clasificarse de la siguiente forma:

AMARGAS: Utilizadas para estimular el apetito y estimular el aparato digestivo.

ANTIASMÁTICAS: Usadas para aliviar los síntomas del asma, sobre todo en períodos de crisis.

ANTIDIABÉTICAS: Regula la producción de insulina del páncreas.

ANTIDIAFORÉTICAS: Inhiben la sudorización excesiva.

ANTIESCLERÓTICAS: Ayudan en la mejora de la arterioesclerosis, reduciendo los niveles de colesterol en sangre.

ANTIFLOGÍSTICAS: En heridas abiertas, en contusiones y desgarros musculares ayudan a la regeneración celular, produciendo al mismo tiempo un efecto antiinflamatorio.

ANTIHELMÍNTICAS: Elimina las lombrices intestinales.

ANTIPERISTÁLTICAS: Reducen el peristaltismo intestinal.

ANTITUSÍGENAS: Calman la tos al mismo tiempo que favorecen la expectoración o eliminación de mucosas.

ASTRINGENTES: Usadas como antiinflamatorio de las vías respiratorias, consiguiendo una reducción en la aparición de las mucosas facilitando al mismo tiempo la eliminación de las existentes.

AROMÁTICAS: Producen efectos anti-infecciosos además de usarse para aromatizar algunas comidas.

CALMANTES: Influyen sobre el sistema nervioso central produciendo un efecto relajante.

CARDIOTÓNICAS: Aceleran el ritmo cardiaco, por lo que hay que tener especial cuidado con la utilización de plantas con estas propiedades, siempre bajo la supervisión del médico especialista.

CARMINATIVAS: Relajan el sistema de eliminación de desechos influenciando directamente a los intestinos, favoreciendo la eliminación de gases.

COLAGOGAS: Ayudan en la producción de bilis en el hígado y a evacuarlas de la vesícula biliar, produciendo al mismo tiempo un efecto anti-inflamatorio y anti-infeccioso.

DIURÉTICAS: Muy importantes para el aparato urinario, pues facilitan la eliminación de la orina, así como los cálculos renales. No obstante, los pacientes con cardiopatías deben consultar con su especialista antes de comenzar a tomarlas.

EXPECTORANTES: Ayudan a la expectoración (eliminación de mucosas de la laringe o secreciones bronquiales) debido a al mucílago que contienen (con gran contenido en agua).

GINECOLÓGICAS: Disminuyen los dolores menstruales. Nunca deben usarse sin control médico.

HIPOTENSIVAS: En hipertensiones recientes ayudan a reducirla. Cuando son hipertensiones crónicas se debe recurrir a medicamentos alopáticos o tradicionales.

LAXANTES: Facilitan la evacuación intestinal, luchando contra el estreñimiento.

SUDORÍFICAS: Favorecen la transpiración con la consiguiente eliminación de toxinas.

VENENOSAS: Este tipo de plantas se utilizan con mucha frecuencia en la fabricación de medicamentos, pero a dosis muy bajas, por lo que su utilización siempre ha de realizarse bajo prescripción médica. Si por accidente se ingirieran estas plantas habría que realizar un lavado de estómago urgente.

Formas de Preparación

Son muchas y variadas las formas de preparar compuestos mediante plantas con propiedades medicinales o terapéuticas. Dejamos, por supuesto a un lado, las técnicas de quimiosíntesis que se utilizan en la elaboración de productos farmacológicos.
Las más comunes usadas en fitoterapia son:

AGUAS AROMÁTICAS: Se utiliza una base de alcohol y los aceites esenciales de las plantas que queramos añadir. Se mezcla todo y se filtra el resultado.

DECOCCIÓN: Introduciendo la parte de la planta en agua, se hierve ésta durante 15 minutos. Para partes duras el tiempo aumenta hasta casi una hora. Después se filtra el resultado, eliminando las partes sólidas. La proporción es de 1/10 de planta con respecto a agua.

DIGESTIÓN: Se extrae la sustancia activa introduciendo la parte de la planta que utilicemos en agua a 35 – 40º C, removiendo el recipiente de vez en cuando, variando el tiempo entre 1 y 24 horas. Para partes duras de la planta, como el tallo. Se podría considerar como una infusión prolongada.

EMPLASTES: Aplicación que se realiza mediante compresas a las que anteriormente se han añadido o han sido bañadas en soluciones con sustancias activas terapéuticas. El tiempo de aplicación varía de una a varias horas. Actualmente se utilizan los emplastes colocando directamente sobre la piel, la pomada, linimento o tintura obtenidas, se tapa con un plástico y se cierra con esparadrapo, de forma que quede sin aire exterior; el propio calor corporal con ayuda del plástico hace que la penetración por la piel sea mucho más efectiva (con este método podemos realizar nuestra vida normal mientras el emplaste hace su trabajo).

GELES O JABONES MEDICINALES: Hoy en día cada vez más utilizados como geles de baño, existiendo una gran variedad de plantas que se utilizan: avena, tomillo, salvia, romero, menta, eucaliptos, etc.

INFUSIONES: Se utiliza la planta o parte de la planta especificada, una vez triturada, y se introduce en agua muy caliente para que deposite en ella las sustancias terapéuticas. Una vez el agua haya tomado el color correspondiente, se cuela para eliminar los restos sólidos de la infusión. Se deja reposar unos 10 a 15 minutos antes de consumirla. Se recomienda para que la infusión sea efectiva el calentar el agua y retirarla del fuego antes de que comience a formar burbujas, pues estas eliminan parte de las sustancias que queremos aprovechar con la infusión. La proporción para un vaso de agua sería de aproximadamente 3 gramos para soluciones con hojas o flores y de 1,5 gramos para raíces, frutos o tronco de la planta utilizada.

INHALACIONES: Se usan sustancias que sean volátiles (algunas esencias o aerosoles), o mediante la elaboración de cigarrillo donde se aspiran sus sustancias (cáñamo).

INYECCIONES: Utilizadas bajo prescripción médica para la administración de drogas vegetales, tales como morfina o la atropina.

JARABES: Se consiguen mediante la solución de agua, azúcar y la sustancia de la planta que queramos emplear. Todo ello mediante cocción en el agua.

LINIMENTOS: Se trata de la disolución de las sustancias activas sobre una base aceitosa, jabonosa o alcohólica. Su aplicación es de uso externo, mediante fricciones. El propio calor corporal hace que penetre en el cuerpo las sustancias que componen el linimento.

MACERACIÓN: Consistente en introducir un elemento sólido (parte de una planta, en este caso) a temperatura ambiente en un líquido (en fitoterapia, agua, alcohol, vino o aceite), para extraer sus partes solubles. La proporción usada, aproximadamente, es de una parte de planta por cada 20 de líquido. El tiempo de maceración depende de el tipo de plantas, variando desde 30 minutos en aquellas que contienen mucílagos, hasta doce horas para las aromáticas. En algunos casos la maceración se produce durante varios días. Si se tienen mucho tiempo, puede «pudrirse el agua», desprendiendo un olor nauseabundo y haciendo inutilizable la solución.

PÍLDORAS: Son compuestos sólidos obtenidos con varios componentes: la sustancia activa utilizada y otras para dar un sabor más agradable en su ingestión, como el regaliz o la naranja. Se obtienen por trituración y posterior compactación en forma esférica. No deben pesar más de 30 centígramos.

PERCOLACIÓN: Mediante un utensilio de laboratorio llamado percolador se extraen las sustancias activas de las plantas en dosis muy pequeñas. POLVOS: Se trituran las plantas o sustancias de las mismas obtenidas por algún otro proceso y se muelen hasta quedar con aspecto de polvo. Pueden utilizarse como uso externo o por inhalación.

SUPOSITORIOS: Son compuestos sólidos en forma cónica larga especialmente diseñados para introducir por el ano o la vagina. Actúan al disolverse por el calor interno del cuerpo su base (generalmente de cacao) que lleva las sustancias activas.

TABLETAS: Son compuestos sólidos obtenidos por la compactación del polvo obtenido de las sustancias que hallamos preparado anteriormente. Una vez compactado se procede a darle la forma que consideremos conveniente.

TINTURAS: Es el líquido obtenido mediante disolución (en agua, alcohol, vino, vinagre) con una sustancia colorante. Pueden utilizarse con una sola planta o con la combinación de varias de ellas. También puede usarse como disolvente varios líquidos juntos (por ejemplo, alcohol y vinagre).

UNGÜENTOS: Compuestos que se aplican exteriormente en la piel. Las sustancias activas van sobre unas base de vaselina o aceites generalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *