Cistitis femenina

¿Qué es? desplegar

Es una enfermedad que padecen las mujeres que por otro lado gozan de buena salud y que está causada por la inflamación de origen infeccioso de la vejiga urinaria.

Síntomas de Cistitis femeninadesplegar

Los síntomas más característicos son: Quemazón al orinar. Orinar muchas veces, con poca emisión de orina. Aumento de la necesidad de orinar. Orina con mal olor. Dolor abdominal por encima de la vejiga. Dolor de la parte inferior de la espalda. Fiebre ligera. Dolor durante el acto sexual. Incontinencia o falta de control urinario.

Causas de Cistitis femenina desplegar

Por la anatomía del sistema urinario femenino, con un conducto de comunicación entre la vejiga urinaria corto y recto, es relativamente fácil que los microorganismos accedan desde el exterior a la misma produciendo la cistitis; sobre todo -pero ni mucho menos exclusivamente- tras relaciones sexuales («Cistitis de la luna de miel»). También son un factor importante las alteraciones de la uretra. Otras vias de acceso de los microorganismos a la vejiga, mucho más raras, son: A través del torrente sanguíneo A través de los catéteres urinarios para vaciar la vejiga después del parto o cirugía.

Factores de riesgo desplegar

Sentarse en baños de agua salados o con burbujas. Enfermedades que reduzcan las defensas. Exceso en el consumo de alcohol. Prendas íntimas poco aireadas y sin higiene, pantalones muy ajustados. Estrés. Infecciones de otras partes del aparato genitourinario (vaginitis). Aumento de la actividad sexual que compromete en las mujeres la zona de la uretra.

Prevención de Cistitis femenina desplegar

Ducharse en lugar de lavarse en el bidet. Beber al menos 8 vasos de agua diarios. Evitar el uso de catéteres. Usar posiciones superiores o laterales en el caso de la mujer durante el acto sexual. Usar lubricante o vaselina en el acto sexual. Limpiar zonas anales después de la defecación (siempre de adelante hacia atrás). No retener la orina.

Diagnóstico y tratamiento desplegar

Análisis de orina, cultivos bacterianos, cistiscopia y ultrasonidos. Antibióticos selectivos para la infección. Antiespasmódicos para evitar el dolor. Analgésicos urinarios. Evitar el acto sexual durante la enfermedad.

Posibles complicaciones desplegar

Infección que se extienda por el torrente circulatorio a otros órganos, o por la orina hasta los riñones. En casos en los que haya una alteración anatómica subyacente o una higiene post-defecatoria incorrecta (no limpiarse o hacerlo de atrás hacia adelante), pueden producirse cistitis de repetición, que deberá tratar el médico con antibióticos durante temporadas largas.

Pronóstico desplegar

Curable en dos semanas con tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *