Cirugía bariátrica afecta factores de riesgos cardiovasculares

El bandeo restrictivo gástrico y otros tipos de bypass gástrico pueden reducir rápidamente y radicalmente los factores de riesgo para la enfermedad cardiaca y la apoplejía, según un nuevo estudio.

Investigadores en la Clínica Cleveland (OH, EUA) realizaron una revisión sistemática de tres base de datos principales (PubMed, Medline y la biblioteca Cochrane) para cuantificar el impacto de la cirugía bariátrica sobre los factores de riesgo cardiovasculares (CV) y sobre la estructura y la función cardiaca. En total, se incluyeron, 73 estudios, que incluían 19.543 individuos (edad promedio 42 años, 76% mujeres) con un seguimiento promedio de 57,8 meses. La prevalencia basal de hipertensión, diabetes e hiperlipidemias fueron 44%, 24% y 44%, respectivamente; la pérdida promedio de peso excesivo fue de 54%.

Los resultados mostraron que la mejora postoperatoria de la hipertensión ocurrió en 63% de los individuos; de diabetes en 73% y de hiperlipidemia en 65%. Datos ecocardiográficos adicionales de otros 18 estudios que examinaron 713 individuos demostraron mejoras estadísticamente significativas en la masa ventricular izquierda, la relación E/A y el tiempo de relajación isovolúmica postoperatoriamente. El estudio fue publicado, en línea, el 17 de octubre de 2012 en la revista Heart.

“Los hallazgos apoyan aquellos de investigaciones previas y elevan a la cirugía bariátrica más allá de los reinos de los procedimientos cosméticos a los terrenos de las intervenciones que demuestran eficacia para prevenir los eventos cardiovasculares”, concluyeron la autora principal, Amanda Vest, MD y sus colegas. “La magnitud del efecto sobre los factores de riesgo cardiovasculares es impresionante y, hasta la fecha, ninguna terapia farmacológica para el manejo del peso o la diabetes ha mostrado un efecto comparable en estos períodos de tiempo tan cortos”.

La cirugía bariátrica incluye una variedad de procedimientos para reducir el tamaño del estómago, ya sea mediante el uso de un dispositivo médico implantado (banda gástrica), hasta la remoción de una porción del estómago (gastrectomía de manga o diversión biliopancreática con interruptor duodenal) o mediante la resección y re-enrutamiento de los intestinos delgados a una bolsa estomacal pequeña (cirugía de bypass gástrico). Los Institutos Nacionales de Salud de los EUA (NIH) recomiendan la cirugía bariátrica para las personas obesas con un índice de masa corporal (IMC) de por lo menos 40 y. para las personas con IMC de 35 y condiciones médicas serias coexistentes como la diabetes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *