Cerca del 48% de los casos de cáncer infantil se diagnostican al mes de los primeros síntomas

 Cerca del 48 por ciento de los casos de cáncer infantil son diagnósticados un mes más tarde que parecieran los primeros síntomas, según un estudio realizado por la Asociación de Padres de Niños con Cáncer (ASION), quien entrevistó a 120 familias de pacientes con cáncer infantil, y que ha sido presentado con motivo de una jornada por el Día Internacional del niño con cáncer 2013, en la que se ha reclamado un diagnóstico temprano para mejorar las tasas de curación.

   En concreto, al 52,5 por ciento de los encuestados, el diagnóstico se realizó en un tiempo inferior a tres semanas, y el 17 por ciento de casos, diagnóstico tardó más de nueve semanas.

Los resultados del cuestionario, que se remitió a las asociaciones de padres miembros de la Federación Española de Padres con Niños con Cáncer (FEPNC), revelan además que el 40 por ciento de los tumores infantiles detectados corresponden a leucemias y el 11 por ciento a linfoma. El resto se distribuyen en tumores renales, retinoblastoma u otros.

Por su parte, la presidenta de la FEPNC, durante un acto en el Ministerio de Sanidad, ha informado de que, cada año, se diagnostican unos 1.300 nuevos casos de cáncer infantil en España, «siendo la primera causa de muerte por enfermedad entre 1 y 14 años».

En sus palabras, «el diagnóstico temprano marca la diferencia a la hora de conseguir mejores resultados en el tratamiento» y, por ello, «la Atención Primaria tiene que estar coordinada con la secundaria». Con todo, ha apostado por «concienciar» y «sensibilizar» a la sociedad sobre esta materia.

Durante el encuentro, se ha leído un manifiesto en el que se ha recordado que «la detección temprana, abre una línea inequívoca entre la vida y la muerte de algunos niños y adolescentes». También, se ha incidido en la importancia de que el diagnostico de la enfermedad se realice lo antes posible «porque el tiempo importa».

«Necesitamos que el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil se realice en un hospital público con Unidad de Oncología Pediátrica, que cuente con los medios técnicos y humanos necesarios y con la suficiente experiencia en el diagnóstico y tratamiento de una enfermedad que afortunadamente no es tan común», recoge el texto.

En relación a los Hospitales de Referencia, han pedido que la Administración determine cuáles son para que «los pacientes, niños y adolescentes sean derivados a ellos» y «sea cuál sea su lugar de procedencia tengan las mismas de ser atendidos y curarse». Un total de 8 de cada 10 niños con cáncer pueden curarse si son tratados en Unidades de Referencia especializadas en cáncer infantil.

«ESFUERZO CONJUNTO DE LAS ADMINISTRACIONES»

Por su parte, el Secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha subrayado que el «esfuerzo conjunto» de todas las Administraciones es una «condición exigible». Y, en este sentido, ha recordado las ayudas que proporciona la Seguridad Social a los padres de niños con cáncer.

La medida, que se puso en marcha hace dos años, trata de «compensar la pérdida de ingresos por reducción de la jornada laboral», ha dicho. Para ella, se han destinado unos 15 millones de euros de la Seguridad Social, de los que se han beneficiado 687 familias en 2011, y 1.177, en 2012. Asimismo, la duración de las ayudas se eleva a más de 178 días –unos seis meses–.

«Esta ayuda poco a poco va cogiendo forma, al ser más conocida», ha dicho Burgos, para quien la medida «se está convirtiendo en un elemento de apoyo para las familias».

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha reconocido que «el cáncer infantil es una realidad que vive no solo el paciente sino su entorno».

Tras ello, ha destacado que la tasa de supervivencia a los cinco años es del 70 por ciento, un porcentaje que se eleva al 100 por ciento en el caso de los tumores óseos y renales.

Fernández-Lasquetty ha recordado también que, en la Comunidad de Madrid, hay cuatro Unidades de Oncología Infantil en los Hospitales de La Paz, 12 de Octubre, Gregorio Marañón y Niño Jesús.

A este respeto, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha explicado que en la ciudad, existe una «sanidad excepcional» por la que, a su juicio, se han conseguido los mencionados «resultados de curación en niños con cáncer». «Madrid es una ciudad en la que, ante el sufrimiento ajeno, el movimiento voluntario tiene empatía y se pone en marcha», ha apostillado.

EL DIAGNÓSTICO ES MÁS DIFÍCIL EN NIÑOS

Por su parte, el doctor Tomas Acha García, de la Unidad de Oncología Infantil del Hospital Materno-Infantil Carlos Haya (Málaga) ha explicado que las diferencias entre los tumores infantiles y adultos radican en que, en el caso de los menores, puede vivir 70 años más, mientras que, en los segundos, unos 30 más.

Además, ha reconocido que el diagnóstico de los tumores infantiles es «bastante difícil», pues los síntomas son «variables» (cefaleas, vómitos, fiebre…), y ha resaltado la paradoja de que «los tumores más agresivos puedan tener un diagnóstico más rápido».

Por último, este experto ha lamentado que el Gobierno «esté más interesado en diagnosticar y tratar los tumores de los adultos», a consecuencia de su mayor incidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *