Causa AMIA: el único compromiso de la institución es con la verdad y la justicia

A raíz de la firma del «Memorándum de Entendimiento entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la República Islámica de Irán sobre temas vinculados al ataque terrorista a la sede de la AMIA en Buenos Aires el 18 de julio de 1994», como víctima directa de aquél sangriento ataque terrorista, la AMIA informa a la sociedad en general y a la comunidad judía en particular su posición frente a dicho Memorándum, difundido sorpresivamente el domingo 27 de enero de 2013.
Al tratarse de una de las causas judiciales más complejas de la historia de nuestro país, con más de 18 años de espera y lucha incansable, exigimos absoluta responsabilidad a quienes son los encargados de tomar decisiones trascendentales en la búsqueda de justicia.

En ese sentido tenemos la obligación de alertar sobre los riesgos de establecer acuerdos con las autoridades iraníes, quienes en todo este tiempo jamás han demostrado ninguna intención de colaborar en la investigación, y que además han negado en forma reiterada su participación en el atentado, haciendo caso omiso a las exigencias de la justicia argentina y a los reiterados pedidos de información librados por el Juez y el Fiscal de la causa.

Manifestamos así nuestro rechazo al Memorándum suscripto por ambos países, de cuyo contenido no fuimos consultados, por considerarlo contrario a la legislación argentina y con peligros concretos para el futuro de la causa. Como querellant es es nuestra obligación velar por la legalidad de todos los actos vinculados con el caso, y el eventual cumplimiento del Memorándum, en los términos en que fue acordado, estableciendo una «Comisión de la Verdad», conllevaría a la nulidad insalvable del trámite de la causa judicial, y a postergar de manera indefinida el reclamo de la Argentina respecto de los funcionarios iraníes sospechados y con pedidos de captura internacional.

No está en manos de nuestra institución que se haga justicia, ya que se trata de una competencia indelegable del Estado Nacional, en un tema que por su relevancia precisa la participación de los tres poderes.

Cualquier instrumento o acuerdo que se busque establecer para permitir el avance de la causa judicial, debe ser realizado en el marco de la ley argentina, avalando las conclusiones a las que llegó la Justicia argentina luego de años de investigación -respaldadas al día de la fecha por INTERPOL- y teniendo como principal objetivo que los sospechosos puedan ser indagados por el juez natural de la causa, conforme lo exige nuestro ordenamiento legal.

A pesar de los años transcurridos, la defensa del valor supremo de la vida y el respeto por la memoria de las 85 personas asesinadas, nos siguen comprometiendo a no bajar los brazos y continuar exigiendo: JUSTICIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *