Catedral/DAIA. Waldo Wolff: Mañana vamos a marchar sin quemar banderas sino levantando las banderas de la espiritualidad judía

Catedral/DAIA. Waldo Wolff: Mañana vamos a marchar sin quemar banderas sino levantando las banderas de la espiritualidad judía

21.11.2012 19:48  |

El flamante vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, aseguró hoy miércoles que la comunidad judía argentina se movilizará mañana “sin derribar vallas y sin quemar banderas” para expresar su respaldo al Estado de Israel frente al recrudecimiento de los ataques terroristas desde la Franja de Gaza.
“Todos aquellos judíos que sentimos la angustia de la desinformación y de la propaganda vamos a estar mañana en la calle de una república democrática expresándonos sin derribar vallas, sin caras tapadas, sin palos y sin quemar banderas. Nosotros levantamos la banderas de la espiritualidad judía”, afirmó Wolff en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
La respuesta de Wolff apunta a marcar las diferencias entre la violenta manifestación que agrupaciones de izquierda realizaron hoy frente a la Embajada de Israel en Buenos Aires con la marcha en respaldo al Estado de Israel que se realizará mañana jueves, a las 19 horas, frente a la sede de la AMIA, en Pasteur 633, y bajo el lema “Con Israel y por la paz”.
El dirigente del brazo político de la comunidad judía argentina realizó estas declaraciones al participar en un oficio interreligioso encabezado por el cardenal Jorge Bergoglio que se llevó a cabo en la Catedral de la ciudad de Buenos Aires, donde representantes de distintas religiones rezaron por la paz en Tierra Santa.
“Venimos a rezar por la paz con los hermanos de todas las religiones y en este contexto toda la comunidad judía que levanta las banderas de la paz, de la democracia y el derecho a la defensa de nuestros valores va a estar presente mañana en el acto en apoyo a Israel”, transmitió el vicepresidente.
En este sentido, Wolff aseguró que no solo los judíos van a estar manifestándose mañana frente a la AMIA sino también aquellos miembros que profesan otras religiones y que quieren la paz.
“Nosotros no profesamos ningún culto al odio sino que levantamos la bandera de la paz. Mañana no va a haber fuego va a haber cariño”, vaticinó el vicepresidente de la DAIA al ser consultado sobre la expectativa que existía en la dirigencia comunitaria para la manifestación por Israel.
Asimismo, el dirigente aclaró que la comunidad “no mide el acto por la cantidad de gente”. “Los judíos estamos acostumbrados a expresarnos en un mínimo de diez personas”. La referencia tiene una connotación religiosa porque diez personas representan el “minián”, en hebreo número o cantidad mínima de personas necesarias para la oración.
Consultado sobre las últimas novedades registradas en Medio Oriente y la tregua acordada entre Israel y Hamas bajo la mediación de Egipto, Wolff expresó que “siempre que no caigan bombas sobre nuestros hermanos tanto israelíes como civiles que son rehenes del terrorismo es una buena noticia”.
“Esperamos que la tregua sea respetada y duradera porque los judíos no atacamos sino que nos defendemos”, indicó el dirigente comunitario.
Incluso Wolff se sirvió de una frase pronunciada en las últimas horas por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien sostuvo que para Israel “cuando mueren civiles es lamentable mientras que para ellos (por los terroristas de Hamas) es un festejo de la operación”.
En la ceremonia realizada en la Catedral de Buenos Aires participaron representantes de las distintas denominaciones cristianas, Omar Ahmed Abboud en representación del Islam, y el rabino Abraham Skorka por el Judaísmo.
También participaron en el acto, la embajadora de Israel en la Argentina, Dorit Shavit, el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, junto a Waldo Wolff, el secretario general Jorge Knoblovitz, el tesorero Mario Comisarenco, el vicepresidente Cuarto y Presidente del Consejo Federal (Filiales DAIA): Benjamín Alberto Schujman y el protesorero Primero: Alberto Zimerman.
Además participó el director del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *