CARAPACHAY, VICENTE LÓPEZ Cuidaba y abrigaba el cadáver de su madre, fallecida hace diez años

Viernes 10 de enero de 2014 |

BUENOS AIRES.  Un hombre de 58 años fue encontrado muerto en su casa del partido bonaerense de Vicente López, y cuando la policía ingresó a la vivienda halló también el cuerpo casi momificado de su anciana madre, con el que convivía desde hacía diez años.
El hallazgo se produjo el miércoles, luego de que los vecinos del fallecido radicaran varias denuncias por el olor que emanaba de la casa ubicada en Fray Cayetano Rodríguez 3374, entre Castelli y Montes de Oca, en la localidad de Carapachay, de Vicente López.
Cuando los efectivos llegaron al lugar, constataron que se percibía un olor putrefacto y conversaron con los vecinos. Estos afirmaron que comenzaron a sentir el olor hace 20 días y que hacía tiempo que no veían al dueño de casa.
Al entrar en la cocina, los pesquisas encontraron el cadáver de Margarita Aimar de Alferi, sentado al costado de la mesa, cubierto con bolsas, sábanas y frazadas y casi momificado naturalmente, es decir seco por el paso del tiempo.
Los voceros relataron que la anciana tenía colocado un «par de pantuflas de invierno» y que, por la forma en que estaba cubierta por las sábanas, frazadas y un pañuelo en la cabeza, parecía «como arropada cariñosamente».
En otra silla, sólo con un calzoncillo puesto, apoyada la zona lumbar y las extremidades tocando el suelo, como si se hubiera caído, hallaron el cuerpo de Claudio Alferi.
A diferencia de la mujer, cuyo aspecto hizo creer inicialmente a los peritos que llevaba entre 8 y 10 años de fallecida, Alferi presentaba un avanzado estado de descomposición con una data de muerte alrededor a los 30 días.
La casa estaba llena de basura, cartones, botellas de plástico, bolsas de nylon, pero los pesquisas no identificaron rastros de violencia de terceros.
Además, en una primera aproximación, ninguno de los fallecidos tenía signos de haber sufrido ni golpes ni ningún otro tipo de heridas, por lo que la principal hipótesis es que ambos murieron de forma natural, aunque esto deberá ser corroborado cuando se les practique la operación de autopsia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *