CARACTERISTICAS DEL ISLAM

Características del Islam

El único modo de vida completo para el mejoramiento de la humanidad
La única fuerza total de unificación que el hombre siempre ha reconocido
El único sistema que implementa la pureza, limpieza, justicia, una excelencia moral, espiritual, social, económica, y una función política con bases imparciales
Un sistema de justicia social probado para toda la gente y sociedades
La ideología más pertinente para la lucha racial y étnica de las minorías
La única doctrina revolucionaria que esta basada en los mas sólidos recursos y ha resistido los siglos de fracaso y antigüedad
ISLAM: LA RELIGIÓN DE LA PAZ – La palabra «Islam» literalmente significa: (1) paz; (2) sumisión. La palabra significa una sumisión completa a la voluntad de Al-lah, El Único Dios.

EL OBJETO DE LA RELIGIÓN – El Islam provee un código perfecto a sus seguidores para que desarrollen lo que es bueno y noble en el hombre y para mantener la paz entre los hombres.

EL PROFETA DEL ISLAM – Muhammad, popularmente conocido como el Profeta del Islam, fue el último de los Profetas. Los musulmanes seguidores del Islam, aceptaron a todos estos profetas del mundo, incluyendo Abraham, Moisés, y Jesús (la paz sea con ellos), como reveladores de los Mandatos de Al-lah para el cuidado de la humanidad.

EL CORÁN – La escritura de los musulmanes es el sagrado Corán. La palabra significa «recitación.» Los musulmanes creen en el origen divino de todos los libros sagrados. Pero todas las revelaciones anteriores han sido corrompidas por medio de alteraciones humanas. El Corán, el último libro de Al-lah, fue revelado como una recapitulación de todas las escrituras anteriores.

ARTÍCULOS DE LA FE EN ISLAM – Estos son siete en número: La fe en (1) Al-lah, El Único Dios; (2) Los Ángeles; (3) Los Libros de Al-lah; (4) Los Mensajeros de Al-lah; (5) La otra vida; (6) El Derecho del bien y el mal; (7) La resurrección después de la muerte.

LOS PILARES DEL ISLAM – Estos son cinco en número: (1) Declaración de fe en la unidad de Al-lah y que Muhammad es su Mensajero; (2) Oración; (3) Ayuno; (4) Dar limosna; (5) Peregrinación a la Sagrada Ka’ba (Casa de Al-lah, construido por el Profeta Abraham y su hijo Ismael) en la ciudad Meca.

ATRIBUTOS DE AL-LAH – Los musulmanes adoran a Un Dios, Al-lah El Altísimo, El Sabio, El Justo, El Sostenedor de los Mundos, El Amigo, El Ayudante. No existe nada como Él. Él no tiene asociado. Él no ha sido engendrado ni ha engendrado hijo o hija. Él es indivisible en Persona. Él es La Luz del cielo y la tierra, El Misericordioso, El Compasivo, El Glorioso, El Magnifico, El Hermoso, El Eterno, El Infinito, El Primero y El Ultimo.

FE Y ACCIÓN – La fe sin acción es insuficiente. Fe y acción van juntas en el Islam. Un musulmán cree en su contabilidad personal por sus acciones en esta vida y la vida futura. Cada individuo tiene su propio cargo y nadie puede rectificar por los pecados de otro.

CAPACIDADES DEL HOMBRE EN EL ISLAM – El musulmán cree en la pureza del alma del hombre. Esta alma humana hecha de la mejor fibra, es capaz de progreso y desarrollo ilimitado.

IGUALDAD DE LA HUMANIDAD Y LA FRATERNIDAD EN EL ISLAM – El Islam es la religión de la unidad de Al-lah y la igualdad de la humanidad. Linaje, riqueza y honores familiares son cosas accidentales; la virtud y el servicio a la humanidad son cosas de mérito real. Distinciones de color, raza, y creencias son desconocidas en los principios del Islam.

CONOCIMIENTO – La búsqueda de la sabiduría es un deber en el Islam. Y es la adquisición de sabiduría lo que hace al hombre superiores ó igual a los ángeles.

SANTIDAD DEL TRABAJO – Cualquier labor que permite al hombre vivir honestamente es respetada en el Islam. La pereza (vagancia) es considerada como un pecado.

CARIDAD – Todas las facultades del hombre se le han dado como cargo de Al-lah, para el beneficio de la humanidad y toda la creación de Al-lah. Es el deber del hombre de vivir para otros y su caridad debe ser aplicada sin discriminar persona alguna. La caridad en el Islam hacerca el hombre a Al-lah. La caridad y el dar limosna han sido hechas obligatorias, y cada persona que posee propiedad sobre un cierto límite, tiene que pagar un impuesto, colectado de los ricos para el beneficio de los pobres.

Retroceda Página Inicial

3 comentarios en “CARACTERISTICAS DEL ISLAM

  1. El islam es una religión, pero también un código de honor, un sistema legislativo y una forma de vida. Las obligaciones espirituales básicas del islam se resumen en los llamados cinco pilares de la fe. Son estos:

    1. Aceptar la shahada o profesión de fe.
    2. Las oraciones diarias a Dios, mirando hacia La Meca.
    3. Hacer obras de caridad.
    4. Ayunar durante las horas de luz del Ramadán, un mes de 29 o 30 días del calendario lunar del islam, que se inicia con la Hégira, la huida de Mahoma a Medina.
    5. El «hach», o peregrinaje a La Meca, al menos una vez en la vida de cada musulmán.

    La «yihad» (literalmente, hacer un esfuerzo) es uno de los conceptos más controvertidos de cuantos impregnan la propaganda integrista. Algunos musulmanes lo consideran como un sexto pilar de la fe y lo traducen frecuentemente como «guerra santa», aunque puede referirse a muchas otras formas de lucha por la fe, como una lucha interior por la purificación y por la extensión del cumplimiento religioso islámico. Su defensa en el Corán sirve a los sectores más radicales para justificar el uso de la violencia en la liberación de un país musulmán. Tal actitud es contestada, sin embargo, dentro de la comunidad musulmana moderada, ya que el Corán dice también que Dios es misericordioso.

    La charia es la ley islámica tradicional tal y como fue establecida por las primeras generaciones de juristas musulmanes: el homicida y el apóstata merecen la pena de muerte; el ladrón, la amputación de la mano derecha, y los adúlteros, la flagelación.

    Hay ocho palabras en árabe que resumen la creencia central de los musulmanes de todo el mundo: «No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su profeta». Pero el islam no está unido como considera Occidente. Es una comunidad dividida, con muchas caras y escuelas.

    La gran aspiración unitaria del islam -la comunidad islámica («umma»)- se frustró poco después de la muerte de Mahoma, cuya sucesión provocó el cisma político entre la ortodoxia (sunní), ganadora en el enfrentamiento y mayoritaria (90 por ciento de los musulmanes), y la heterodoxia (chiita), rama minoritaria (excepto en Irán, el sur de Irak y parte de Líbano), que agrupa a los que creen que Alí, primo y yerno de Mahoma, era el sucesor legítimo para convertirse en califa.

    El Corán, el libro sagrado del islam, contiene las palabras de Dios dictadas al profeta Mahoma por el arcángel Gabriel, y los chiitas consideran que también cabe la interpretación del Corán a la luz de los cambios que se operan en el mundo.

    El islam ha tenido un destino manifiesto dinámico. Pero también se trata de una fe política con un gran anhelo de expansión.

    Menos de cien años después de la muerte de Mahoma, en el 632 después de Cristo, sus seguidores habían superado las fronteras del desierto de Arabia para conquistar y crear un imperio. Conquistaron el imperio persa y gran parte del bizantino, extendiendo su fe por el norte de África hasta España y por Oriente Medio hasta el río Indo. Desde allí, los devotos comerciantes árabes llevaron posteriormente su fe a Malasia, Indonesia, Singapur y Filipinas. Otros comerciantes introdujeron el Corán en las tribus negras de África. Más tarde, el islam luchó contra los mongoles, los cruzados cristianos y, más recientemente, los imperios europeos.

    El islamismo, también conocido como fundamentalismo o integrismo, es la politización, a veces distorsionada y fanática, del islam. Y, además, está el terrorismo islámico.

    El debate entre el mundo occidental y el musulmán ha existido desde los orígenes del islam, atrayéndose y repeliéndose según las circunstancias históricas. Se han mirado siempre, pero no se han comprendido nunca. Occidente teme el terrorismo y el fundamentalismo, pero necesita el petróleo depositado en el subsuelo islámico. Y los islamistas acusan a Occidente de ser hostil a su cultura, de respaldar a Israel, al que consideran un intruso en su tierra, y de proteger a los regímenes corruptos y antidemocráticos que controlan el inmenso arco musulmán.

    Después de la II Guerra Mundial los imperios coloniales se derrumbaron y en el mundo árabe llegaron al poder fuertes líderes nacionalistas musulmanes, como Gamal Abdel Nasser en Egipto. A comienzos de los años 60 había ya un cinturón de estados independientes y predominantemente islámicos que se extendían de Marruecos a Indonesia. El derrocamiento -caso del primer ministro Mossadeq en Irán, en 1953- o el fracaso de los movimientos nacionalistas laicos, atrapados en la vorágine de la guerra fría, tanto en la lucha contra el Estado de Israel como en el esfuerzo para el desarrollo económico, con recetas capitalistas o comunistas -igualmente occidentales a ojos musulmanes-, terminó convenciendo a importantes sectores de que el islam es su última oportunidad. La ideología islamista nació a principios del siglo ** como reacción a Occidente y a Mustafá Kemal «Ataturk», padre de los turcos (no árabes).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *