Canadá Conoce sus Artes Populares

Canadá Conoce sus Artes Populares… Integran la tradición de artesanía canadiense dos manifestaciones bien definidas: la estrictamente aborigen y la de los primeros colonos europeos.

A continuación, Canadá Conoce sus Artes Populares: 

Trabajos en cuero, collares, cestos y mantas tejidas con fibras de corteza de cedro y pelo de cabra, como las Chilkat, son típicos productos indígenas. Los esquimales son particularmente hábiles para la escultura; hacen tallas en esteatita y en marfil de morsa, de singular valor expresivo.

La escultura totémica es otra expresión vernácula; la única que subsiste es la del clan de los Geeksem, de la tribu Kwakiutl, originaria del N. de la isla de Vancouver.

Los postes témicos —altos maderos rollizos decorados con figuras humanas, de animales y aun de plantas y objetos diversos, talladas y pintadas— representan tradiciones de clanes y constituyen su emblema.

Donada por Canadá, figura en la plaza homónima de la ciudad de Buenos Aires una muestra de esa expresión autóctona. Se trata de un poste de cedro rojo de 21,548 m de altura desde la superficie, con un diámetro de 987 mm en su base, que disminuye hasta reducirse en 608 mm en su parte más alta.

Las siete figuras principales que contiene este monumento son, en orden descendente, Águila, León Marino, Nutria Marina sosteniendo un coto. Ballena, Castor, Ave Caníbal y Hombre, que representa al citado Geeksem, fundador del clan que lleva su nombre.

La aportación europea se define especialmente en tallas en madera, artículos de cuero, pintura costumbrista, cerámica, joyería y variedad de tejidos hechos a mano.

Las expresiones populares de Quebec, por ejemplo, revelan su origen francés.

En efecto, los primeros religiosos franceses introdujeron el arte del tallado en madera, que ha llegado a ser la más popular de las artesanías, y fundaron la primera escuela de arte hace más de dos siglos; sin embargo, la evolución de las técnicas y los gustos ha forjado, con el correr del tiempo, muestras típicamente franco-canadienses.

Bellas obras de los primeros plateros adornan iglesias y residencias del Canadá. Al principio los pintores simplemente copiaban los modelos europeos, pero pronto el paisaje y motivos de la vida indígena ocuparon e! interés de los artistas nacionales.

Los ya tradicionales oficios y artes de los primeros colonos se han enriquecido técnica y formalmente con la aportación de las sucesivas y variadas corrientes inmigratorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *