Campaña del Mato Grosso

La Campaña del Mato Grosso correspondió a la fase inicial de la Guerra de la Triple Alianza, la que se inició con la invasión paraguaya del aislado territorio brasileño del Mato Grosso en diciembre de 1864 y que terminó con la retirada de las tropas paraguayas en abril de 1868.

Durante la primera fase de la guerra la iniciativa militar estuvo del lado paraguayo. Los ejércitos del mariscal Francisco Solano López definieron tres frentes de batalla iniciales, invadiendo Mato Grosso, en diciembre de 1864 (antes de la declaración de guerra al Brasil hecha el 13 de diciembre), y en los primeros meses de 1865, Río Grande del Sur y la provincia argentina de Corrientes. Atacando, casi al mismo tiempo, en el norte y en el sur, los paraguayos establecieron dos teatros de operaciones.

La invasión del Mato Grosso fue hecha al mismo tiempo por dos cuerpos de tropas paraguayas. La provincia se hallaba casi desguarnecida militarmente, y la superioridad numérica de los invasores les permitió realizar una campaña rápida.

El gobierno paraguayo había planificado la invasión realizando incursiones de espionaje: en 1862 la zona de Miranda fue recorrida por una patrulla paraguaya sin ser detectada, un oficial realizó una visita de buena voluntad a Dourados y Corumbá con la misión de recabar información, y en 1864 el coronel Francisco Isidoro Resquín se disfrazó de hacendado para recorrer zonas de la futura invasión. A esto se sumaba la información dada por desertores del fuerte de Coimbra.

La campaña fue completamente victoriosa para el Paraguay, pero luego, por los desastres bélicos en los otros frentes, debió retirarse de los territorios ocupados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *