Cambios en presión sanguínea afecta riesgo cardiovascular de por vida

Un aumento o disminución de la presión sanguínea (PS) durante la edad mediana, puede afectar significativamente el riesgo, para el resto de la vida, de enfermedad cardiovascular (ECV), enfermedad coronaria (EC) y apoplejía, según un nuevo estudio.

Investigadores en la Universidad Northwestern (Chicago, IL, EUA) recolectaron y reunieron los datos de siete estudios de cohorte diversas, de los EUA, para calcular el riesgo de por vida (LTR) para la ECV, la EC y el accidente cerebrovascular; las estimaciones para los hombres y las mujeres, blancos y negros, de muerte libre de la enfermedad cardiovascular fueron utilizados como un evento competitivo. El LTR de ECV por estratos de PS y por los cambios en la presión arterial en un promedio de 14 años, fue calculado, a partir de 55 años de edad, en 61.585 hombres y mujeres para un total de 700.000 personas-año. Los investigadores continuaron el seguimiento de los pacientes, hasta la aparición de un primer evento CV, la muerte o los 95 años.

Los resultados mostraron que la LTR global para la ECV fue de 52,5% para hombres y 39,9% para las mujeres; los riesgos de EC fueron de 30,9% y 17,5% y los riesgos de apoplejía fueron del 11,2% y 14,7%, respectivamente. Aquellos que mantuvieron o disminuyeron su presión arterial a niveles normales tenían la menor LTR restante para ECV (22% -41%), en comparación con los individuos que habían desarrollado hipertensión a la edad de 55 años (42% -69%). El riesgo de enfermedad cardiovascular fue mayor entre los negros en comparación con los blancos del mismo sexo, y se incrementó con el aumento de presión arterial en la edad media; casi el 70% de los hombres que desarrollaron presión arterial alta en la edad mediana experimentaron un evento cardiovascular hasta los 85 años. El estudio fue publicado en la edición de diciembre 20, 2011, de la revista Circulation.

“Tener en cuenta los cambios en la presión sanguínea puede suministrar estimaciones más exactas del riesgo de padecer enfermedad cardiovascular, y nos puede ayudar a predecir el riesgo individual, y por lo tanto, las estrategias individuales de prevención”, dijo la autora principal, Norrina Allen, PhD, profesora asistente en el departamento de la medicina preventiva. “Tanto evitar la hipertensión en la edad media o retrasar el comienzo del desarrollo de la hipertensión parecen tener un impacto significativo en el riesgo individual de vida útil restante para la ECV”.

“Puesto que los datos sugieren que tanto las elevaciones tempranas como los cambios, con el tiempo, de la presión arterial tienen impacto sobre el riesgo futuro de ECV, las personas pueden tomar pasos preventivos, temprano para reducir sus posibilidades de ataque cardiaco o apoplejía”, añadió el coautor, Donald Lloyd-Jones, MD. “Mantener una dieta sana, combinada con ejercicio y control de peso, puede ayudar a reducir los niveles de presión sanguínea y, consecuentemente el riesgo de ECV, más tarde en la vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *