Buscan deficiencia de vitamina D en niños

Los pediatras deben estudiar a todos los niños en busca del riesgo de deficiencia de vitamina D, y ordenar pruebas de sangre para aquellos que se encuentran en riesgo alto.

Los niños en situación de riesgo para deficiencia de vitamina D incluyen aquellos con dietas pobres en vitaminas, los bebés alimentados con leche materna, los niños obesos y aquellos con piel más oscura, porque la piel oscura sintetiza menos vitamina D por exposición al sol que la piel más clara.

Ciertas enfermedades, incluyendo la fibrosis quística, la diabetes tipo 1 y 2, las enfermedades gastrointestinales como la enfermedad intestinal inflamatoria, pueden interferir con la absorción de alimentos y poner a los niños en riesgo de tener deficiencia de vitamina D.

Muchos estudios han demostrado el papel fundamental que la vitamina D desempeña en la enfermedad y la salud; la deficiencia de vitamina D se desarrolla, a menudo, insidiosamente, en la infancia. Todos los padres y su pediatra deben tener en cuenta el riesgo, dijeron los médicos del Centro para la Infancia Johns Hopkins, (Baltimore, MD, EUA).

“La deficiencia de vitamina D puede ser un problema durante todo el año, pero debido a que la exposición al sol es fundamental para la síntesis y producción de vitamina D, los meses de invierno, agravan aún más un problema perenne”, dijo la endocrinóloga, Dominique Long MD. del Centro Infantil Johns Hopkins.

La deficiencia de vitamina D en la infancia puede causar deformidades en el esqueleto, huesos quebradizos, fracturas frecuentes, y conducir a una osteoporosis prematura en la edad adulta. Los estudios recientes han encontrado una relación entre los niveles bajos de vitamina D y algunos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, inmunidad suprimida, e incluso, muerte prematura. Estos estudios no mostraron que la deficiencia de vitamina D pueda causar cáncer o enfermedades del corazón, pero sugieren que la vitamina D puede ser muy importante para el desarrollo de estos trastornos.

Para prevenir la deficiencia de vitamina D, la Academia Americana de Pediatría recomienda que todos los lactantes alimentados con leche materna reciban 400 UI suplementarios, al día, hasta que sean destetados y empiecen a consumir fórmula fortificada con vitamina D u otros alimentos. La ingesta diaria recomendada de vitamina D es de 400 UI para los niños menores de 1 año, y 600 UI para los mayores de 1 año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *