Brasil: Campaña por la expropiación de tierras en la planta inmediata Cambahyba

En 1997, el área en el municipio de Campos dos Goytacazes, donde se encuentra la antigua planta de Cambahyba, cerró en 1993 por haber ido a la quiebra, que consta de siete granjas de un total de 3500 hectáreas, se consideró improductivo. Pero Incra, no ha sido capaz de lograr expropiaciones en toda la zona.

31 de mayo 2012 – La Casa del MST

En el libro «Memorias de una guerra sucia» (Topbooks), ex delegado del DOPS Claudio denuncia los crímenes de guerra distintos de la dictadura. ¿Qué otra cosa es indignante saber que los cuerpos de los diez militantes que lucharon contra el régimen militar fueron incinerados en el horno de la planta Cambahyba, propiedad de Heli Gomes Ribeiro.

Rita Juan el Bautista, Cerveira Joaquim Pires, Ana Rosa Silva Kucinsk Silva y Wilson, Capistrano David Massena John Melo, Fernando Augusto Oliveira de Santa Cruz, Eduardo Coleia Filho, José Luiz Ignacio Román y Maranhão tuvieron a su hijo cremado, a fin de no dejar huellas la tortura impuesta por la dictadura militar.

MST lucha por la expropiación de la zona donde los militantes militares incineravam

De acuerdo a ex delegado del DOPS, la planta, en cambio, recibió en forma de préstamos y facilidades de financiación. El cómplice Cambahyba Planta de la violencia estatal, fue procesado y protegido. ¿Tiene el libro:

«El sitio fue aprobado. El horno de la planta era enorme. Ideal para convertir los restos humanos a cenizas. La planta ha, sin embargo, para recibir los beneficios por el bien de los servicios militares. Fue un período de dificultades económicas y los dueños de los ingenios de la región colgado en la deuda. Pero no es el Cambahyba personal. Ellos tenían un fácil acceso a la financiación y otros beneficios que el Estado puede ofrecer. «(Claudio Guerra, ex delegado del DOPS)

Se continúa en la actualidad, para proteger los terrenos de la Planta de Cambayba. Y la violencia continúa. El poder judicial federal ha sido el bloqueo de la expropiación del complejo de siete granjas de un total de 3.500 hectáreas.

En 1998, las granjas de la planta se considera improductivo y potencialmente sujeto a expropiación para la reforma agraria por el INCRA, y el objeto de un decreto presidencial.

Pero, durante estos 14 años, el Poder Judicial ha impedido que el despojo y la promoción de desalojos violentos de familias que reclaman la tierra.

En el año 2000, en comparación con el INCRA largo y el poder judicial, el MST organizó 470 familias ocuparon el complejo agrícola en la planta.

En el mismo año, la Procuraduría General de la Nacional de Campo Goytacazes inició un proceso de recogida de la tierra de la planta, cuyas deudas con la Unión Europea, más de $ 100 millones. Sin embargo, este intento fue frustrado por el Gobierno Federal en 2003/2004 a través de la refinanciación de la deuda del Plan de empresarios con la Unión (Repuestos).

La protección del Estado sigue siendo el latifundismo. En 2006, la Policía Federal y Militar, por decisión del Campo de la Justicia Federal, desalojaron violentamente a las familias que viven en las tierras de Cambahyba. Hubo palizas y las detenciones, las casas y los cultivos fueron destruidos.

La historia de la planta de Cambahyba ilustra el poder de los terratenientes en nuestra sociedad. Es inaceptable que la violencia continúa. Por lo tanto, exigimos la inmediata expropiación de tierras para el asentamiento de familias Cambahyba.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *