Bomba de medicamentos implantable ayuda a manejar el dolor

Una novedosa bomba de medicamentos implantable y programable, no peristáltica, administra una solución estéril de sulfato de morfina, sin preservativos, para el manejo del dolor.

La bomba de medicamentos implantable y programable, Prometra, usa diferenciales de presión con el fin de optimizar el suministro exacto de medicamentos, maximizando así la dependencia, confiabilidad y longevidad del dispositivo, reduciendo el número de partes movibles y eliminando los equipos y rotores complejos. La Prometra también usa un sistema de dosificación, controlado por válvulas, de alta precisión, para lograr una exactitud extremadamente alta, minimizando las variaciones de las dosis debidas a temperatura, presión, tasa de flujo o niveles de llenado del reservorio. Se espera que la combinación de estos factores contribuya a un mejor manejo del dolor.

La bomba se implanta cerca de la columna y tiene un microcatéter que pasa por el área intratecal de la columna inferior. La bomba de medicamentos implantable, programable, Prometra, es un producto de Medasys (Mt. Olive, NJ, EUA; www.medasyspumps.com), y ha sido aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para uso con la solución, INFUMORPH, un analgésico para el alivio del dolor crónico, intratable, que actúa atenuando el centro de percepción del dolor en el cerebro.

“Estamos muy contentos de ser capaces de utilizar nuestra experiencia en ingeniería y la propiedad intelectual para avanzar en la terapia intratecal en los Estados Unidos”, dijo Steve Adler, presidente y director ejecutivo de Medasys. “Prometra representa la primera evolución importante en tecnología de bombeo, disponible en los EUA, en más de 15 años”.

Una bomba intratecal es un sistema de administración de medicamentos implantable que permite que el paciente reciba dosis muy pequeñas, calibradas con precisión, de un medicamento para aliviar el dolor directamente mediante un catéter intratecal a la región. Una bomba implantable puede reducir la dosis de medicamento para el dolor hasta en 300 a 1. A pesar de que las bombas implantables, por vía intratecal, se asocian con costos iniciales más altos que los medicamentos, a largo plazo son rentables en comparación con las terapias orales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *