Vuotto, de Diago y Mainini

A Pascual Vuotto, Reclus de Diago y Santiago Mainini se los acusó de haber perpetrado el atentado al conservador José Blanch, en donde murieron su cuñada y su hijita. En un primer momento, detuvieron a dos punteros del comité radical, Melchor Durán y Juan Perutti. Éste último intentó suicidarse en la cárcel. Pero Germán Parissi, comisario radical, envió un anónimo acusando a estos tres anarquistas. Aunque se comprobó que el anónimo era falso, la policía tomó como cierto el mensaje, liberó a los radicales y comenzó la caza de los anarquistas de la zona.

Fueron torturados salvajemente: hasta el médico de la policía denunció los vejámenes de los presos, quienes fueron condenados a prisión perpetua. En la cárcel, Vuotto hizo de su celda una trinchera y pudo comprobar su inocencia y la de sus compañeros. Así se originó el periódico Justicia. Una gran campaña solidaria llevada a cabo por los trabajadores pudo haberlos dejado libres, pero ellos no querían perdón ni indulto, querían un juicio limpio: si hasta el propio Blanch sabía que eran inocentes, pero jamás dijo nada. Los trabajadores siguieron luchando junto a los presos, y once años después, en 1942, el gobernador Rodolfo Moreno conmutó la pena. Vuotto no se conformó y siguió pidiendo justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *