BIOGRAFÍA DE ARQUITAS

HONGOS

Arquitas, tarentino, hijo de Mneságoras o, según Aristójenes, de Hestieo, fue también pitagórico. Éste es quien libró a Platón cuando Dionisio quería matarlo, recomendándoselo por cartas. Fue admirado de muchos en todas las virtudes; y gobernó siete veces a sus ciudadanos, cuando los demás no gobernaban más de un año por prohibirlo la ley. Escribióle Platón dos cartas en respuesta de la que él le había escrito antes, la cual es del tenor siguiente:

«ARQUITAS A PLATÓN: SALUD

»Haces bien de significarme por cartas el haberte librado de tu enfermedad, lo cual ya me lo había anunciado Damesco. Acerca de los Comentarios he practicado las diligencias, y pasé a Lucania y hallé los parientes de Ocelo. Lo que escribió De la ley, Del reinar, De la santidad y De la generación del universo, ya lo tengo, y te envío algo; los otros escritos no se hallan por ahora; irán a ti luego que comparezcan.» Así escribió Arquitas. Platón respondió de esta forma:

«PLATÓN A ARQUITAS: OBRAR BIEN

»Los Comentarios que me han venido de tu mano los he recibido con el mayor gusto, y he admirado en extremo a su autor. Muestrásenos éste un varón muy digno de sus ascendientes y mayores que, según dicen, fueron mireos, y éstos fueron de aquellos troyanos que transmigraron con Laomedonte, hombres buenos, como nos significan las historias. Los Comentarios míos que me pides en tu carta están todavía imperfectos; te los envío así como están. Acerca de su conservación ambos pensamos de un mismo modo; y así no necesita encargarlo. Vale.» Éste es el tenor de sus mutuas epístolas.

2. Hubo cuatro Arquitas: el primero éste de quien hablamos. El segundo, un músico de Mitilene. El tercero fue escritor de agricultura; y el cuarto, poeta epigramático. Algunos hacen quinto a un arquitecto, de quien hay un libro de máquinas, cuyo principio es: Estas cosas las he oído de Teucro, cartaginés. Del músico se cuenta que notándole que su voz no se oía, dijo: «Pero el instrumento me defiende y habla por mí.» DelArquitas pitagórico dice Aristójenes que, siendo capitán, nunca su ejército fue vencido; pero luego que cediendo a la envidia dejó el mando, cayó el ejército en poder del enemigo.

3. Nuestro Arquitas fue el primero que trató la mecánica por principios mecánicos, y el primero que dio movimiento orgánico a una figura geométrica, procurando hallar por medio del semicilindro dos medios proporcionales para la duplicación del cubo, como dice Platón en su República (617).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *