BICAMERAL: SIGUE LA DISCUSIÓN POR LA REFORMA DEL CÓDIGO CIVIL

BICAMERAL: SIGUE LA DISCUSIÓN POR LA REFORMA DEL CÓDIGO CIVIL

El Ministro Julio Alak se explayó sobre la exclusión de la responsabilidad del Estado mientras que el secretario de Justicia, Julián Alvarez, mencionó rápidamente el resto de los cambios que introdujo el Ejecutivo en el anteproyecto de la Comisión redactora. Si la “responsabilidad del Estado” no se contempla en el Código, la UCR y el PRO no acompañarían el proyecto de reforma. Se pasó a cuarto intermedio hasta mañana a las 11 hs., reunión en la que sacarían dictamen.

Al inicio de la reunión el senador Marcelo Fuentes leyó la nota que en nombre de la Comisión redactora enviaron Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco, excusando su presencia en la Cámara.

El Ministro Alak dijo que hay tres motivos para reformar el Código Civil: adecuarlo a la reforma constitucional del 94, receptar los cambios sociales y adaptar la redacción a un lenguaje accesible a toda la población.

“Leyes como ‘identidad de género’, ‘matrimonio igualitario’ … están dentro del Código”. “Es una propuesta moderna, actualizada y progresista”. Suprime discriminaciones -dijo Alak- y reconoce a una “sociedad multicultural”.  Luego intentó fundamentar la exclusión de la responsabilidad del Estado con conceptos como:“afectaría el federalismo”, “es una cuestión de derecho público”, “barrería con el derecho administrativo”, “desconocería leyes provinciales sobre empleo público u obras públicas” y “sólo beneficiaría a los grandes estudios jurídicos que viven de los juicios contra el Estado”. Defendió finalmente el proyecto de ley que impulsa el Ejecutivo y trató de fundar cada uno de sus artículos en jurisprudencia de la Corte Suprema.

El secretario de Justicia mencionó las insustanciales modificaciones que el Ejecutivo le hizo al proyecto de la Comisión redactora: eliminar de las fuentes del derecho la jurisprudencia y separarlas de todo lo concerniente a interpretación (arts. 1 y 2). Explicó que en el art. 19 eliminaron “en el seno materno”, cuando reconoce el momento de la concepción como inicio de la personalidad de los niños concebidos naturalmente. Obvió referirse al reconocimiento de la personalidad en los niños concebidos mediante técnicas de fecundación artificial que el Código difiere al momento de la implantación. Siguió con los cambios introducidos en materia de discapacidad, arbitraje, sanción pecuniaria disuasiva, imprescriptibilidad de delitos de lesa humanidad, bienes de dominio público y firma digital. Mencionó que el deber entre los esposos pasó de “asistencia recíproca” a “asistencia mutua”, un cambio irrisorio cuando ya no tienen que cohabitar ni ser fieles. Se refirió finalmente a modificaciones en materia de adopción, propiedad horizontal y daño indirecto al consumidor.  

Ricardo Gil Lavedra reiteró que la responsabilidad del Estado tiene que estar en el Código. “No es una mera discrepancia doctrinaria, la aprobación del Código tal cual está proyectado es un claro perjuicio para los ciudadanos”. “Esa responsabilidad tiene que estar en la legislación de fondo y ser la misma en toda la República”. “En el Código de la igualdad no puede haber excepciones para el Estado”. Adelantó que para la UCR la inclusión en el Código de la responsabilidad del Estado es decisiva: “si no hay una solución el radicalismo no acompaña el proyecto”. Se refirió finalmente a la propuesta que le entregaron ayer al senador Pichetto donde los “grandes principios” sobre el tema irían al Código y el resto quedaría en la norma administrativa.    

El macrista Pablo Tonelli dijo que, al igual que la UCR, en estas condiciones el PRO no va a acompañar. Le preguntó al Ministro de Justicia que basó la exclusión de la responsabilidad del Estado en la jurisprudencia de la Corte, si los miembros del Tribunal que integraron la Comisión redactora no conocen sus sentencias. Describió después algunas de las modificaciones que propuso y “desecharon” en materia de arbitraje, adopción,  consorcios de propietarios e inscripción materna del hijo.

Liliana Negre lamentó que el debate se condicionara a cuestiones económicas. Aseguró que “no es el Código de la igualdad”, porque no es el Código de los niños por nacer. Refirió que de los cuestionamientos hechos por el Episcopado sólo se receptó la exclusión de la “maternidad subrogada”. Criticó la falta de reconocimiento de la personalidad de los niños concebidos por métodos artificiales antes de su implantación, abogó por el derecho a la identidad de los niños concebidos de ese modo y por la adopción prenatal de los mismos.

Según Julián Domínguez están dispuestos a encontrar un consenso en las definiciones centrales.         

El radical Pablo Tunessi volvió a la carga con la responsabilidad del Estado ponderó la propuesta que le acercaron al oficialismo y enfatizó que “hay que ser y parecer honestos, no sacar normas que tapen y encubran”.

Tras cada reclamo radical, Alak sintetizaba y reiteraba lo que había dicho al inicio.

Descalificando el proceso de debate del Código, el senador Fuentes, presidente de la Bicameral, aseguró que “en las audiencias había reiteración de grupos con posiciones tomadas”, lo que irritó a más de uno de los presentes que había hecho el esfuerzo de participar de las mismas. 

Gerardo Morales cuestionó el trámite parlamentario del Código. “La semana pasada presentaron el predictamen” “¿porqué se avanza tan rápido?” “¿porqué no trata la reforma del Código la nueva Cámara?” “¿porqué no trata la nueva cámara el proyecto del Ejecutivo sobre responsabilidad del Estado?” Puntualizó después los tiempos: mañana hay que sacar dictamen, para que el 27 apruebe el Senado y antes del 10 de diciembre quede sancionado. Señaló a Julio De Vido como el gran responsable de la tragedia de Once y afirmó que no le van a garantizar la impunidad. Que ustedes se quieran quedar “con la chapa de dueños del Código”, le dijo a los kirchneristas, no le sirve a la sociedad,  “no estamos en condiciones de sacar dictamen”. Reiteró que le habían llevado a Pichetto una propuesta y le dijo al oficialismo: “quédense con el Código, pero nosotros no vamos a ser cómplices de exculpar a funcionarios que después del 2015 tienen que rendir cuentas”. “Quieren tener su Código, ténganlo, nosotros no estamos dispuestos a un trámite express”. “Hagan como siempre, lo que quieren, pero con nosotros no”, remató. 

El oficialista Marcelo Guinle replicó que “se hacen imputaciones ligeras” y Alak volvió a ponderar el proyecto del Ejecutivo. Aníbal Fernández ridiculizó a Carrió y Lanata y afirmó que “están diciendo burradas sobre las víctimas de Once”.

Tal como hizo en la reunión anterior, Liliana Parada criticó que el Código fuera elaborado por jueces. Recordó que con el mismo argumento de Alak no favorecer a “la industria del juicio”, Cavallo le bajó el arancel a los abogados. Graciela Camaño volvió a reclamar las notas de las que le Código carece y afirmó que excluyeron la responsabilidad del Estado porque parten de la lógica de que el estado es ineficiente y tiene que defenderse.

Ernesto Sanz (UCR, Mza.) intentó sin éxito dialogar con Alak sobre responsabilidad del Estado y el tucumano José Cano recordó que él denunció a Jaime por una obra de elevado monto que nunca hizo en su provincia.  

Tras las acaloradas discusiones y a contramano de su bloque “Nito” Artaza planteó cuestiones en las que los radicales no habían querido avanzar: los derechos de los bonistas, el alcance de la función social de la propiedad y los art. 705 a 711. Le respondieron con un lacónico “lo vamos a estudiar”.

A poco de levantar la reunión de la Bicameral, el proyecto sobre responsabilidad del Estado del Ejecutivo que habían cuestionado durante horas obtuvo dictamen en Diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *