Benedicto XVI recibió a Demetrio Medvedev

Benedicto XVI recibió a Demetrio Medvedev

El Papa y Medvedev, en el encuentro en el Vaticano, coincidieron en valorar el diálogo interreligioso como positivo para la crisis actual en el Medio Oriente y para las relaciones con la Iglesia ortodoxa. Llamaron a reforzar las relaciones bilaterales, tras alcanzar la plenitud diplomática en 2009.

——————————————————————————–

CIUDAD DEL VATICANO, 17 de febrero de 2011.- Su Santidad Benedicto XVI, Papa de Roma, en el Palacio Apostólico del Vaticano, recibió, hoy, al presidente de la Federación Rusa, Demetrio Medvedev, junto con su esposa y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergio Lavrov, en el marco de la primera visita, a la Santa Sede, de un presidente de ese país, desde el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales.

Durante la segunda visita de Medvedev al Vaticano, que duró aproximadamente una hora, ambos mandatarios reconocieron la plena colaboración entre la Santa Sede y la Federación Rusa, para promover los específicos valores humanos, cristianos, culturales y sociales. Así como las buenas relaciones bilaterales entabladas tras el establecimiento de relaciones diplomáticas plenas hace dos años y destacado la contribución «positiva» del diálogo interreligioso en la crisis de Medio Oriente.

Demetrio Medvedev y Benedicto XVI enfatizaron el aporte positivo que el diálogo interreligioso puede ofrecer a la sociedad», en transparente alusión a la voluntad de la Iglesia católica romana de normalizar sus relaciones con la Iglesia ortodoxa rusa y se concentraron, también, en la situación internacional, con referencias particulares a Medio Oriente.

El presidente ruso le regaló al Papa varios libros, entre ellos uno con las cartas enviadas por el ex presidente Boris Yeltsin a jefes de Estado y pontífices entre 1996 y 1999 y uno sobre la religión ortodoxa y la pintura rusa.

«Me gustaría aprender ruso», comentó el Papa mientras hojeaba las obras, escritas en cirílico.

Posteriormente, el presidente ruso se reunió con el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, y con el secretario del Vaticano para la Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.

Medvedev es el tercer presidente ruso en ser recibido en el Vaticano. El primero fue Boris Yeltsin, quien se reunió con Juan Pablo II en 1998 y el segundo Vladímir Putin, que estuvo dos veces con el fallecido pontífice polaco en 2000 y 2003 y en marzo del 2007 con Benedicto XVI.

Las relaciones diplomáticas entre Rusia y la Santa Sede

En marzo de 1990, Rusia restableció sus relaciones diplomáticas con la Santa Sede y en 1992 el Vaticano reconoció a la Federación Rusa como sucesora de la Unión Soviética. El Presidente Medvedev firmó un decreto en el año 2009 por el cual Rusia anunció el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas con el Vaticano.

El Vaticano y Rusia habían establecido relaciones sólo en el ámbito de representantes pero, en diciembre del 2009 decidieron establecer relaciones diplomáticas «plenas» y elevaron sus representantes a rango de embajador y nuncio apostólico.

La normalización de las relaciones diplomáticas ocurrió en un momento de deshielo entre la Iglesia romana y la ortodoxa rusa tras la entronización, en febrero de ese año, del patriarca Cirilo I quien, durante años, fue presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú.

Fuente: Europa Press – AFP – ANSA – VR – AJS

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

CAMINO A LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

Su Santidad Cirilo I, Santísimo Patriarca de Moscú y todas las Rusias podría reunirse con Su Santidad Benedicto XVI, Papa de Roma.

El presidente ruso Demetrio Medvedev manifestó que el ambiente es más propicio y el Papa cumpliría así el anhelo de Juan Pablo II. La Doctrina y la autoridad, el eje de un conflicto entre Roma y el Oriente Cristiano que data del año 1054.

——————————————————————————–

Una reunión entre el papa de Roma, Benedicto XVI, y el patriarca de Moscú, Cirilo I, que podría ayudar a aliviar tensiones en una disputa de mil años de antigüedad, parece cada vez más posible.

En un ambiente más propicio, las relaciones entre las Iglesias de Roma y de Moscú, han mejorado en los últimos años, lo que hace que una posible reunión entre Benedicto XVI y Cirilo I será más probable. Es una perspectiva más realista que hace unos años.

Las ramas occidental y oriental de la cristiandad se separaron en el año 1054 en medio de un conflicto aún no resuelto sobre doctrina y autoridad. El imponente resurgimiento de la Iglesia ortodoxa rusa, después del colapso, en 1991, de la Unión Soviética dio un nuevo empuje a estas diferencias.

El sueño de visitar Rusia por parte del fallecido pontífice Juan Pablo II nunca se hizo realidad debido a las persistentes disputas con la Iglesia ortodoxa rusa, que cuenta con cerca de 165 millones de fieles en los países que conformaban la ex Unión Soviética y otros países del mundo.

Ambas discutieron sobre asuntos relacionados con el proselitismo y las propiedades de la Iglesia y, a menudo parece que sólo están de acuerdo en el peligro del laicismo.

Líderes ortodoxos rusos han dicho en repetidas ocasiones que las disputas representan una barrera para una reunión entre el Papa y el patriarca pero, en estos últimos tiempos, el Vaticano tomó muchas buenas medidas, incluida la entrega de inmuebles históricos y restos sagrados a la Iglesia ortodoxa.

Se nota que el diálogo entre las dos iglesias se ha intensificado y se ha vuelto más regular y, los mutuos reproches, se expresan con menor frecuencia.

Cirilo I se convirtió, en patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, hace dos años, luego del fallecimiento de Alexis II mientras que Benedicto XVI fue proclamado Papa de Roma después de la muerte, en 2005, de Juan Pablo II, cuya procedencia polaca y su papel en la era comunista complicaron las relaciones con Rusia.

Fuente: agencias

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *