Bayas del Goji

HONGOS

El Goji es un arbusto que crece en valles de regiones montañosas de Asia, como el Himalaya en el Tíbet, India y Mongolia, a más de 4000 metros de altitud. El arbusto, que puede alcanzar los 4,5 metros, se le conoce por el nombre botánico Lycium barbarum, de la familia de las solanáceas. Esta planta es conocida por producir unos frutos, concretamente unas bayas de color rojo intenso, que desecadas se han usado en la medicina tradicional tibetana desde hace miles de años debido a sus importantes propiedades medicinales. Estas bayas son aproximadamente del tamaño de una pasa y su sabor es parecido al arándano o la cereza.


Composición química. Las bayas de Goji son ricas en antioxidantes como vitamina C (en gran cantidad), carotenoides y xantinas. También contiene ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6, polisacáridos propios, fibra, proteínas, esteroles, vitaminas y gran cantidad de oligoelementos como zinc, cobalto, hierro, calcio…

Propiedades farmacológicas e Indicaciones terapéuticas. Destacan las propiedades antioxidantes, lo que proporciona al consumidor un buen estado de salud general, por eliminar del organismo los radicales libres. Esto se traduce en una mayor prevención de enfermedades, también del envejecimiento y de protección de la vista.
Además aportan gran cantidad de energía, por lo que se pueden emplear en casos de fatiga o astenia, además de ser interesantes en pacientes con desnutrición, o en deportistas.
También por su contenido en polisacáridos propios y antioxidantes refuerzan nuestro sistema inmunitario, otorgando aún más protección frente a infecciones y enfermedades.
Otras propiedades interesantes son las que confiere el beta-sitosterol, esterol vegetal empleado para tratar el adenoma benigno de próstata y para reducir los niveles de colesterol plasmático.

Efectos indeseables y contraindicaciones. Administradas en las cantidades recomendadas (unas 20 bayas al día) no tienen ningún efecto perjudicial para la salud.

Formas de administración y posología. Tomar las bayas desecadas, es así como se suelen vender en los comercios, aunque también existen preparados en forma de helados, zumos o galletas. Pueden administrarse solas, o bien mezcladas con yogures, cereales, en batidos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *