Avances en el manejo de la Epilepsia

Los avances en el conocimiento de los desórdenes epilépticos (como la introducción de nuevas terapias anticonvulsivantes) y el desarrollo de sofisticadas herramientas de diagnóstico han permitido el crecimiento de los programas especializados de tratamiento medico y quirúrgico de la epilepsia refractaria, en los diferentes centros alrededor del mundo. La cirugía se ha convertido en una opción terapéutica en el 20 a 30 % de los pacientes, y la resonancia magnética de alta resolución, es actualmente el examen radiológico de elección para el diagnóstico de los pacientes con epilepsia. La espectroscopia cerebral con el estudio de los metabolitos cerebrales como el N-acetil-aspartato, contribuye en la tarea de la localización del foco epiléptico; igualmente el video-monitoreo electroencefalográfico, usando equipos digitales con sofisticados programas de análisis, permite la correcta evaluación de la actividad ictal e interictal. La evaluación prequirúrgica tiene como meta la correcta localización del foco epileptogénico y de las áreas donde podría presentarse la resección del tejido afectado. La neuropsicología permite el adecuado conocimiento de las condiciones prequirúrgicas del paciente, complementándose con el test de Wada, el cual permite adquirir un conocimiento del estado de la memoria de los pacientes y la determinación de los riesgos postquirúrgicos, de presentarse un déficit en algunas de las funciones mentales o motoras. La esclerosis mesial del lóbulo temporal es la causa más frecuente de la epilepsia del lóbulo temporal y es la más intervenida quirúrgicamente, con gran probabilidad de control de las convulsiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *