ATLÁNTIDA

Al continente mítico , o isla grande, de la Atlántida, se le han dedicado muchas páginas escritas, pero a pesar de tan vasta bibliografía aún no se ha podido demostrar su existencia, constituyendo la Atlántida, al menos para el mundo científico, una hermosa aunque simple fábula.

Conviene recordar, que hasta no hace muchos años la existencia de los primeros reinos sumerios no eran otra cosa que fábula y leyenda. Si bien para los científicos el relato de Platón no es más que un mito, también es verdad que ninguno de ellos se ha molestado en demostrar que tal afirmación sea cierta. Se rechaza su existencia, pero no se aportan pruebas que demuestren concienzudamente que nunca existió la Atlántida.

La primera referencia del mítico continente la encontramos en Platón, que la menciona en dos de sus famosos Diálogos: el Timeo y el Critias. Lo que el filósofo viene a decir es que Solón, uno de los Siete Sabios de Grecia y, al mismo tiempo, un gran legislador, que vivió entre los siglos VII y VI a. C., había realizado un viaje a Egipto para recoger información y conocimientos de los tiempos antiguos.

En la época de Solón, los sacerdotes de la ciudad egipcia de Sais gozaban de gran fama como expertos historiadores, y de ellos se decía que tenían un profundo conocimiento de los hechos pasados. Al parecer, los sacerdotes le revelaron cuanto había sucedido desde la más remota Antigüedad. Disponían de magníficos archivos que les permitía ofrecer a Solón una información imposible de conseguir por otros medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *