atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA

20/11/2013
Se estrenará en Argentina Esclavo de D-s, una película sobre los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA
NJ/ – El film, basado en los ataques terroristas de 1992 y 1994 contra la sede diplomática israelí y contra la mutual judía, se proyectará en cerca de 30 salas el próximo 12 de diciembre.
Compartir Seguí Fm Jai en Twitter 
Compartir
La película aborda el fundamentalismo religioso y está filmada en Argentina, Venezuela, Uruguay y Estados Unidos. Es un thriller policial escrito y dirigido por Joel Novoa junto a Fernando Butazzoni y cuenta la historia de Ahmed, un terrorista islámico, y David, un agente del Mossad, cuyos caminos se cruzan desde bandos opuestos durante el atentado contra la AMIA en Buenos Aires, donde murieron 85 personas.

El film fue acusado por grupos chavistas de «antiárabe» en Venezuela e intentaron boicotearla, al calificarla de hacer un «manejo errado de la realidad que viven pueblos como el Líbano y Palestina». 

La coproducción venezolano-uruguaya-argentina, que demandó cuatro años entre investigaciones, rodaje y posproducción a su director, forma parte de la competencia latinoamericana del Festival de Cine de Mar del Plata y se estrenará comercialmente en más de 30 salas el próximo 12 de diciembre en Argentina.

Si bien los protagonistas son los representantes de las dos caras opuestas del conflicto árabe-israelí, tienen mucho en común: son padres de familia, profundamente religiosos, perdieron a sus padres de niños debido a la violencia y están dispuestos a arriesgar la vida por sus convicciones.

«El tema del fundamentalismo me interesa desde muy joven porque yo crecí en un colegio judío y siempre tuve muchas diferencias con mi propia forma de crianza. Me siento un ciudadano del mundo y tengo una formación más bien occidental, y veía fanatismo de los dos lados», señaló luego el director del film.

Para realizar el film, Novoa leyó libros, accedió a investigaciones judiciales y fue asesorado por el Centro Simon Wiesenthal, entre otros. «Investigué mucho y a medida que avanzaba, más confundido estaba, hay miles de páginas de investigación y todas te convencen de algo distinto», comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *