ASTROFÍSICA Salares semiáridos en Titán

Titán, el mayor de los satélites de Saturno, es el único astro conocido en el que se ha observado la existencia de un ciclo de precipitaciones similar al ciclo hidrológico terrestre. El papel del agua lo desempeñan en Titán el metano y otros hidrocarburos, como etano y propano, los cuales forman en la luna de Saturno ríos, nubes y lagos. Con una temperatura de equilibrio de unos 180 grados bajo cero (cercana a la del punto triple del metano), Titán es una fábrica gigante de materiales orgánicos. Se estima que la cantidad de hidrocarburos líquidos presentes en la superficie del satélite supera en varios cientos de veces a las reservas de petróleo en la Tierra.

Ahora, una colaboración internacional ha hallado indicios de que el lago Ontario, el mayor de los que pueblan el hemisferio sur del satélite, sería en realidad el equivalente a un salar terrestre: un lago de aguas someras emplazado en una depresión semiárida y sin salida al mar, en el que el agua se acumula o evapora por completo a medida que se suceden las estaciones. De hecho, los expertos han concluido que los ciclos y la geomorfología del lago extraterrestre deberían ser muy similares a los del salar de Etosha, en Namibia.

El lago Ontario (a la izquierda), en el hemisferio sur de Titan, y el salar de Etosha, en Namibia (derecha). (JPL/NASA/CASSINI/LPGNantes)
La razón por la que los planetólogos piensan que el lago Ontario vendría a ser el equivalente a un salar se debe al descubrimiento de varios canales en la zona sur de la cuenca en la que se encuentra la formación, lo que indicaría que el lago se vacía y se llena desde el subsuelo.

Los datos y las imágenes han sido obtenidos por la sonda espacial Cassini, una misión conjunta de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Italiana cuyo objetivo es estudiar Saturno, sus anillos y sus satélites naturales. Entre las más de 60 lunas que orbitan en trayectorias estables en torno al planeta gigante, Titán ha mostrado ser hasta ahora la que más fascinación ha concitado entre los expertos, debido a su gran riqueza geológica y, sobre todo, climática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *