Asimetrías y desigualdades

Las imágenes fotográficas tomadas a los pueblos originarios argentinos por diferentes emisores (científicos, funcionarios del Estado, fotógrafos, viajeros, exploradores) durante los siglos XIX y XX dan cuenta –implícita o explícitamente– de los modos en que visualmente se construyó esta alteridad y, además, de los diversos intereses, preconceptos y preceptos que subyacen a dicha construcción. Nuestro interés radica en reflexionar sobre la “colonialidad del poder” en la representación del indígena y el rol de la fotografía en dicho colonialismo.

El entramado de elementos ideológicos, religiosos, políticos, sociales, económicos, artísticos que conforman el trasfondo contextual de producción y difusión de estas imágenes, difícilmente se pueda abarcar en un texto breve como este. Por ello consideramos importante realizar una sintética lectura crítica de algunas fotografías particulares que puedan darnos un panorama general de ciertos usos y sentidos que se les dio en determinados ámbitos.

La producción fotográfica a la que nos referimos tiene la particularidad de tomar como objeto de representación a los pueblos indígenas en la Argentina, y en consecuencia, de proceder de una relación asimétrica entre fotógrafo y fotografiados. Si bien toda fotografía supone siempre una negociación entre el fotógrafo y el retratado, en el caso de la fotografía de indígenas (asociada comúnmente a la categoría de imagen etnográfica), dicha negociación se acentúa porque el retratado se halla en desigualdad de condiciones para elegir y decidir si desea o no ser “capturado” en una fotografía.

Si bien las primeras imágenes proceden de la década de 1860, su circulación más profusa comenzó hacia fines del siglo XIX no solamente en la Argentina, sino también en otros países latinoamericanos y en Europa: álbumes, tarjetas postales y revistas hicieron circular estas imágenes, y así el indígena constituyó uno de los “referentes” indiscutidos y veraces para conocer y evocar el Sur americano, a la vez que se transformó en un “objeto coleccionable” a partir de estos soportes.

Fragmento de la presentaciOn de “IndIgenas en la Argentina. FotografIas 1860-1970”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *