Argentina: multitudinario culto umbanda de ofrenda a Oxum el 8 de diciembre.

Argentina: multitudinario culto umbanda de ofrenda a Oxum el 8 de diciembre.
 
Boletín electrónico de información sobre el fenómeno de las sectas y la nueva religiosidad. 
Nº 309
7 de Ene. 2014
FUENTE: El Sol
Una enorme cantidad de personas participó el pasado 8 de diciembre en la zona de la ribera de Quilmes (Argentina) en los distintos rituales umbandas, que como es habitual le entregan ofrendas a la Mae Oxum, internándose en el Río de la Plata, según  informa el diario El Sol. Todos los 8 de diciembre se observa este llamativo y pintoresco ritual en la costa quilmeña y otros puntos costeros del Conurbano, en donde gran cantidad de fieles se suman al culto umbanda de Mae Oxum, la cual hace contrapunto con el día de la Inmaculada Concepción de la Virgen en el calendario católico.
Un gran colorido se extendió en toda la costa local, es que las extravagantes vestimentas le pusieron una ambientación distinta a toda la zona. La mayoría vestidos de blanco, como así también de amarillo y otros colores, le daban un marco llamativo a la concurrida tarde de domingo feriado. El objetivo era llevar sus ofrendas al río, simulando a Oxum que lleva un río de Oxogbo en Nigeria.
Es considerada místicamente como la diosa a pesar de ser común la asociación entre ríos y dioses femeninos en el panteón africano. Oxum es destacada como la dueña del agua dulce, por lo tanto su elemento es el agua en discreto movimiento en los ríos, el agua de las lagunas no pantanosas. Precisamente en la ribera se podía observar a estos cultores del rito de Oxum acercarse al río con sus ofrendas, una ceremonia que se fue dando a distintas horas del día y que tuvo su punto culminante a la hora del crespúsculo.
En general se pudo apreciar que los distintos participantes realizaron su actividad en forma diferenciada, aunque hubo una entidad, llamada ASRAU, que agrupa a varios templos del conurbano bonaerense, que efectuó un acto más colectivo. Todo el paisaje que presentaba el río, con su colorido, con toda su religiosidad de origen afro, constituyó sin duda un motivo de especial atención para todo aquel que se acercó al río en un feriado soleado.
Este es un clásico ritual de los 8 de diciembre, a diferencia de los 2 de febrero, cuando se realiza la fiesta de Yemanyá, en donde una vez más se vuelve a convocar a una gran cantidad de personas en la ribera, que al igual que el 8 de diciembre, volverá a caer en día domingo, con lo cual la cantidad de personas que visitan la ribera se multiplica, volviendo el lugar un verdadero lugar multitudinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *