Angel

Angel (griego aggelos) significa mensajero. Los ángeles son seres creados (Salmo 148:2,5; Col. 1:16), espirituales, no humanos (Heb. 1:14). Son inmortales (Luc 20:36), innumerables (Heb. 12:22), invisibles (Núm. 22:22-31), no se casan, y tal vez sean asexuados (Mat. 22:30), y cumplen la voluntad de Dios (Salmo 103:20). Estos ángeles cumplen un ministerio para los creyentes: Ellos guían (Gén. 24:7, 40), protegen (Salmo 34:7), y reconfortan (Hechos 27:2,24).
Hay ángeles buenos (Gén. 28:12; Salmo 91:11; Eze. 9:2) y los hay malos (2 Ped. 2:4; Judas 6). Los ángeles fueron creados originalmente con el propósito de servir y cumplir la voluntad de Dios. Los ángeles caídos son los que se rebelaron contra Dios y se tornaron malvados. Satanás es el principal de estos (Is. 14:12-16; Eze. 28:12-15).
Los únicos ángeles mencionados por su nombre en la Biblia son Gabriel (Dan. 8:16; 9:21), Miguel (Dan. 10:13,21; 12:1), y Lucifer (Luc. 10:18). Miguel siempre se menciona en un contexto de batalla (Dan. 10:13) y Gabriel como mensajero divino (Luc. 1:26). Desde luego, Lucifer o Satanás es el que se opone a Dios y es enemigo del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *