Alzheimer: nuevo método de diagnóstico precoz

Un equipo de científicos alemanes de la Universidad de Leipzig ha desarrollado un nuevo método de diagnóstico del mal de Alzheimer que permite identificar la enfermedad en el paciente años antes de que se presenten los primeros síntomas.

El método ha sido presentado por un grupo de científicos dirigidos por el especialista Osama Sabri de aquella universidad germana.

Los investigadores han desarrollado dos sustancias que permiten reconocer alteraciones del tejido cerebral en el que se depositan unas determinadas proteínas mucho antes de que el paciente presente los primeros síntomas de pérdida de memoria.

Las deposiciones de proteínas, las llamadas placas beta-amiloide, se producen en el cerebro no menos de diez años antes de que surjan los primeros síntomas de la enfermedad, señaló el equipo científico de Leipzig.

Un nuevo producto farmacéutico de baja radiación permite reconocer esas placas con una tomografía especial de emisiones de positrones, según el estudio de Sabri, que espera sacar este mismo año al mercado ese preparado.

Director de la Clínica y Policlínica de Medicina Nuclear de la universidad de Leipzig, Sabri ha subrayado que el nuevo método supone «una significativa mejoría del diagnóstico» del mal de Alzheimer.

Este permite no sólo reconocer de manera muy precoz la enfermedad, sino también diferenciarla de otras formas de demencia, así como controlar el desarrollo del mal de Alzheimer en pacientes y comprobar si el tratamiento médico funciona y consigue frenar la degeneración cerebral.

Otro marcador

El experto de Leipzig señaló en Bremen que su equipo realiza actualmente un estudio con una segunda sustancia en 20 pacientes que sufren el mal de Alzheimer en su fase inicial para reconocer alteraciones de determinados receptores en el cerebro provocadas por la misma proteína.

«Los nuevos procedimientos mejoran la atención al paciente», señaló Sabri, quien reconoció que, sin embargo, sigue sin existir una terapia adecuada para hacer frente al mal de Alzheimer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *