ALCANCES DE LA ASTROLOGIA

La Astrología es una ciencia-arte milenaria que afirma que los astros inciden sobre la vida en la Tierra. Desde los tiempos mas remotos el Hombre se vio instado a mirar hacia el firmamento en busca de respuestas. Así, las estrellas lo guiaron en sus largas travesías navieras, la Luna le enseño a buscar los mejores momentos para la siembra y la cosecha y los monarcas encontraron en la sapiencia de los astrólogos de la corte el consejo imprescindible a la hora de planear invasiones y obtener conquistas. Hoy, que los tiempos han cambiado, y luego de un período de honda decadencia, esta disciplina emerge, constituyéndose en una poderosa arma de autoconocimiento y en una guía importantísima a la hora de tomar decisiones en cualquier esfera de la vida.
A diferencia de la Astrología tradicional que era sumamente determinista, la Astrología moderna da al hombre un lugar prominente a la hora de decidir sobre su destino. Hoy ya no se cree que la energía de los astros nos mueve «como marionetas» y que inexorablemente marchamos hacia un camino que no admite variación. Cada planeta constituye una polaridad y por ende presenta facetas positivas y negativas. Al comprender, a partir de una interpretación profunda y concisa, el consultante el por qué de sus circunstancias y el cómo modificarlas puede sortear escollos y lograr su autorrealización.

¿Qué es la Carta Natal?
Es el mapa del cielo para el MOMENTO EXACTO en que una persona nace en cualquier punto geográfico de la Tierra. Muestra la conflictiva y el potencial que conforman la estructura del ser en estudio.

Si bien el signo del nacimiento es un factor importante para determinar las características caracterológicas, pues en él -debido a un fenómeno astronómico SIEMPRE se encuentra el Sol, que representa la esencia mas pura del ser-, también es fundamental observar el resto del séquito planetario, incluida la Luna, como así también el Ascendente y el resto de las casas astrológicas- que son doce en total-, y que se refieren a diferentes ámbitos de la vida: recursos materiales, entorno parental, hogar, amor, hijos, trabajo, capacidad o no para asociarse, herencias, sexo, viajes, estudios, profesión, amigos, enfermedades, enemigos. En síntesis, por todo lo antedicho, es dable informar que mas allá del Signo Solar al que pertenezcamos por nuestra fecha de nacimiento, TODO EL ZODIACO VIBRA EN NOSOTROS, actuando el resto de los signos y planetas en diferentes áreas de nuestra vida. No existe la mala suerte, la enfermedad -excepto la congénita, que puede derivar de factores hereditarios o kármicos-, ni tampoco los «destinos fatales». Todas las trabas y frustraciones que nos embargan tienen solución, solo que para hallarla debemos estar dispuestos a hacernos cargo de nosotros mismos, modificando pautas de vida y de conducta ante los diversos desafíos que nos toquen vivir.
Tranquiliza saber que podemos ser hacedores de nuestros propios destinos y que existe una disciplina que trabaja afanosamente para ayudarnos a zambullirnos en nuestro interior, conectándonos con nuestras capacidades para hacer más fructífera y feliz nuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *