Agresión sexual

La violencia sexual es un problema grave de salud pública

Una mujer

La violencia sexual es un problema grave de salud pública en los Estados Unidos. Las estadísticas no reflejan en su totalidad el problema porque muchas víctimas temen hablar con la policía, sus familiares o amigos acerca de la violencia..

La violencia sexual es cualquier actividad sexual para la cual no se otorga libremente el consentimiento. Esto incluye actos sexuales consumados o frustrados, en contra de la voluntad de la víctima, o que involucran a una víctima que no tiene capacidad para dar su consentimiento. También incluye el contacto sexual abusivo y el abuso sexual sin contacto (como el acoso sexual). El abuso sexual infantil también se considera violencia sexual.

Tres mujeres

Este tipo de violencia puede ser cometido por una pareja sexual actual o anterior, un miembro de la familia, una persona que tiene una posición de autoridad o confianza, un amigo, un conocido o un extraño.

La violencia sexual afecta la salud de muchas maneras y puede provocar problemas emocionales y de salud a largo plazo. Las víctimas pueden presentar dolor crónico, dolores de cabeza y enfermedades de transmisión sexual. A menudo se sienten temerosas o ansiosas y tienen problemas para confiar en otras personas. Los sentimientos de ira y el estrés pueden provocar trastornos en la alimentación, depresión e incluso pensamientos suicidas.

Actividades para la prevención de la violencia sexual

Si usted es una víctima de la violencia sexual o conoce a alguien que lo es, comuníquese con la línea directa de la Red Nacional sobre Violación, Abuso e Incesto (RAINN) al 1-800-656-HOPE o contacte a los servicios de emergencia locales al9-1-1

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) trabajan en la prevención de la violencia sexual antes de que ocurra. Entre nuestras actividades se encuentran:

  • documentar el alcance del problema;
  • llevar a cabo investigaciones sobre los factores que ponen en riesgo a las personas o que las protegen de la violencia sexual;
  • crear y evaluar la eficacia de los programas de prevención;
  • ayudar a los estados y a los socios locales a planificar, implementar y evaluar los programas de prevención; y
  • realizar investigaciones sobre la adopción y la divulgación eficaz de las estrategias de prevención..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *