AFRICA-AYUDAR A QUE LAS COMUNIDADES DE KENIA CONSERVEN SUS PRADERAS

NORTE DE KENIA — elefantes enfrente, cebras de Grevy al oeste y un grupo de jirafas reticuladas (apropiadamente denominadas «torres») al este: todos ignoran mi pequeño avión a medida que se desliza en una pista de aterrizaje de Lewa Wildlife Conservancy en la ladera norte del Monte Kenia.

Esta indiferente fiesta de bienvenida es un adelanto de la sorprendente vida silvestre que encontraré durante la próxima semana y un testimonio de la seguridad con que la vida silvestre disfruta en este sitio especial. Lewa es el epicentro de un movimiento de conservación comunitaria que se está irradiando a lo largo del norte de Kenia, con la ayuda de planificación científica y de conservación por parte de expertos de The Nature Conservancy.

La experiencia en bienes raíces de TNC aplicada a un nuevo continente
Lewa es un antiguo rancho ganadero que ha evolucionado durante 25 años a través de la visión de Ian Craig, sus padres y sus hermanos, propietarios kenianos por tres generaciones.

Craig fue criado en una familia que, contrariamente a los rancheros africanos de la época, valoraba la vida silvestre en su propiedad. En la década de 1980, los Craig permitieron que una reserva de rinocerontes negros establecida por la conservacionista de rinocerontes Anna Merz se ubicara en una esquina de su propiedad después de que los cazadores furtivos hubieran diezmado las poblaciones de rinocerontes hasta el punto de extinción.

Hoy en día, TNC está aportando a Lewa su experiencia en bienes raíces a fin de consolidar las tierras de Craig y otras propiedades (un área de 4.000 hectáreas en total) en una propiedad única sin fines de lucro a largo plazo. Y está apoyando la adquisición de ranchos colindantes para garantizar la conectividad a lo largo de un paisaje amplio que incluye movimientos históricos de vida silvestre.

La adquisición de tierras para la conservación es relativamente nueva en África Oriental, y la experiencia de TNC en bienes raíces para la conservación, de aproximadamente 60 años, está ayudando a los socios a maniobrar los obstáculos políticos y legales.

«Sé que TNC sólo está haciendo aquí lo que hace a diario en otros sitios», afirma Craig. «Pero para nosotros, es mágico».

Una visión inspirada por una masacre de elefantes
La visión de Craig, sin embargo, no termina en Lewa. Y es la amplitud de esa visión (conservación para la población y la naturaleza) que ha transformado a este antiguo cazador en un líder conservacionista a nivel mundial.

Esa visión surgió de una epifanía que tuvo Craig cuando, en 1992, presenciaba secretamente la masacre de toda una manada de elefantes por parte de cazadores furtivos extranjeros al norte de su propiedad. Su seria revelación fue que los esfuerzos de su familia harían muy poco para mantener a estos animales a salvo a largo plazo si la protección no podía expandirse y ser adoptada por las comunidades locales que también eran víctimas de los cazadores furtivos.

De esta manera, comenzó a probar la hipótesis que ha constituido la base de su éxito en la conservación: que la seguridad de la vida silvestre equivale a la seguridad de la población y viceversa.

Escuelas, clínicas de salud, micro-créditos e irrigación
Craig comenzó a generar beneficios para la comunidad en sus esfuerzos de conservación. Lewa apoya a ocho escuelas que rodean su perímetro, financiando la construcción de salones, maestros, comidas de los estudiantes y becas. Y Lewa por sí misma actúa como un salón vital para que los niños locales se reconecten con su herencia natural.

El proyecto también ha generado otros beneficios:

• Las clínicas de salud financiadas por Lewa brindan a los pobladores locales acceso a los servicios básicos de salud por primera vez, con un enfoque en la planificación familiar y en la prevención y tratamiento del VIH.

• Un programa de micro-créditos para mujeres ha financiado emprendimientos iniciales como generadores de ingresos para más de 400 mujeres locales.

• Proyectos de agua innovadores han resuelto los conflictos de la población y la vida silvestre relacionados con el suministro de agua, proporcionando fuentes de agua seguras para las comunidades y también para sus animales y vida silvestre.

Las palabras del anciano local John Kiugu expresan mejor el resultado: «Ahora cuando veo a los elefantes pastando, veo un esquema de irrigación; cuando veo a los leones sobre el pasto, veo más seguridad; y cuando veo un rinoceronte recién nacido, veo salones para nuestros niños».

El turismo financia el cumplimiento y la visión
Pero lo clave aquí para cada uno de los aspectos de la participación de la comunidad es el establecimiento de un fuerza de seguridad apoyada por el gobierno keniata que emplea a la población local para patrullar por tierra y aire y disuadir (y cuando sea necesario, detener) a los cazadores furtivos.

Un beneficio agregado es que estas patrullas también controlan el bandolerismo y resuelven riñas entre pueblos e individuos.

Estos servicios comunitarios son en gran parte financiados por los turistas que visitan Lewa por ofrecer oportunidades únicas de estar en contacto con la más majestuosa vida silvestre de África.
El hospedaje varía desde hoteles lujosos hasta cómodos campamentos que emplean a docenas de personas locales.

Parte de la visión de Ian Craig es extender dichos campamentos de bajo impacto sobre la comunidad en la frontera norte de Lewa (hacia los límites con Etiopía y Somalia), creando un paisaje de seguridad amplio que genere ingresos tanto para la vida silvestre como para las personas, una visión que cada vez se comparte más entre las diversas comunidades que viven allí.

Ya se han establecido 17 «organizaciones de conservación» de la comunidad y hay muchas más en proyecto. Junto a otras adquisiciones estratégicas de tierras, estas organizaciones de conservación están armando un mosaico de tierras de conservación que ahora abarca alrededor de 1,1 millones de hectáreas.

El potencial de cerca de 4,1 millones de hectáreas para la conservación
Northern Rangelands Trust (NRT) es un derivado de Lewa que extiende y adapta el modelo de Lewa para su aplicación a lo largo del norte de Kenia. Un consejo de ancianos de todas las organizaciones de conservación rige el proceso con la precisión de una compañía bien dirigida, y la expansión también está resolviendo conflictos entre antiguas tribus en guerra que ahora trabajan juntas en la planificación de patrullas de seguridad y consejos.

«Existe un gran potencial de establecer alrededor de 4,1 millones de hectáreas en estado de conservación comunitaria», afirma Tom Lalampaa, un nativo Samburu de una de las organizaciones de conservación que ahora utiliza su MBA financiado por la comunidad para ayudar a que las organizaciones de conservación de NRT desarrollen planes de gestión de tierras con la ayuda de científicos y la metodología de planificación de conservación de TNC.

«Es inspirador ver a mi gente restaurar el equilibrio en la tierra», añade Lalampaa. “Y estoy orgulloso de ser parte del proceso».

«El modelo de Lewa y NRT se adapta perfectamente al enfoque de TNC de expandir la conservación efectiva a través de paisajes más grandes de una manera que también apoye el bienestar de la población”, explica David Banks, director del programa de África de TNC.

«Y el éxito que vemos aquí tiene la capacidad de comunicar la conservación comunitaria en otros sitios de África y en todo el mundo».

Ron Geatz dirige el equipo de estrategia editorial de TNC.
(Agosto de 2009)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *