Aceite de Andiroba

Su árbol llega a tener 30 metros y su madera es excelente. Florece de enero a marzo. Abril es el mes en donde se recolectan los frutos o “castañas”
De estos frutos, los habitantes del amazonas hacen un aceite que es remedio para todo: dolor de garganta, cicatrices en la piel, enrojecimientos…
Además, el óleo de Andiroba es un maravilloso emoliente, que deja la piel y el cabello suaves.

Andiroba, remedio para todo.
Imaginese a un habitante desta región, aislado del planeta. Estamos en algún día de abril, cuando la Andirobeira libera de lo alto muchos frutos.
Esta es la época de cosecha de la “castaña” y de ella se sacará el óleo de andiroba. Este óleo nunca falta en una casa amazonense.

Pero volvamos a los caminos. Estamos en una canoa. El margen del río se alarga y el lugar en donde se encuentran los andirobales se aproxima. 
La tierra todavía está seca. En breve, el água del río subirá y dispersará las semillas. El suelo está enrojecido de tantas semillas de andiroba dispersadas. Es hora de traer las grandes cestas y recolectarlas.
Todo cuidado es poco: hay cobras y bichos que se esconden por debajo de las hojas y frutos.
En cada viaje 2 o 3 adultos pueden recolectar dos cestas: cerca de 90 Kg de andiroba. Por cada 6 kilos se producen 3 litros de aceite.

Después, ya en casa, el proceso demora bastante: lavar y cocinar la castaña hasta que se ablande y dejarla descansar por 30 días. Sacarles la cáscara, amasarlas y finalmente dejar esa pulpa al sol hasta que el aceite surja.

El ciclo de la Andiroba.
En el 2000 las andirobeiras del río Juruá se llenaron de frutos. En 2001 los árboles dieron poco. Y así… Es el ciclo de la naturaleza. Un año dá mucho, otro año el árbol descansa.

El óleo de Andiroba en la línea Natura Ekos.
El río Juruá es un río de muchas curvas. Son necesarias 14 horas en un barco grande desde la última ciudad para llegar a la comunidad de Roque en la reserva extractivista de Médio Juruá. Es de la selva de este río y de las manos de los habitantes de la reserva extractivista que viene la materia prima de los productos de Andiroba de la línea Natura Ekos.
En Roque, este óleo que suaviza nuestra piel es extraído con un diferencial: La Universidad de Amazonas realizó ahí un Proyecto de Oleaginosas con secadoras, trituradoras especiales y filtros. Si, caseramente, con 6 kg de andiroba se fabrican 3 litros de óleo, en esta pequeña fábrica de la selva la misma cantidad rinde 5 litros.

Reservas extractivistas, reservas de vida.
Al final de la década del 80 los pueblos tradicionales del Amazonas consiguieron que se crearan las Reservas Extractivistas.
Estas reservas son como un Parque Nacional o una Reserva Ecológica cualquiera y existen para preservar la naturaleza. Solo que, en el caso de las reservas extractivistas hay una diferencia: también se quiere preservar el modo de vida de las poblaciones que la habitan.
Está probado que estos pueblos son los mayores preservadores.

Estos habitantes son los que venden el óleo que, que enriquece los productos de Andiroba de Natura Ekos. Esto trae una nueva perspectiva de comercio y de recursos para estas familias.

Al probar estos productos, vos también formas parte de este ciclo. Y te das cuenta que somos parte fundamentales de la naturaleza, y no sólo sus usuarios. Es así que comenzamos a entender y practicar el desarrollo sustentable de la biodiversidad. O sea, ejercer una actividad económicamente viable aliada a la protección ambiental y al bienestar social.

Para que este ciclo sea preservado y compartido, Natura desarrolló en forma pionera el Programa de Certificación de Activos, que busca garantizar que sea retirado de la naturaleza sólo aquello que ella nos puede dar, asegurando su renovación y perpetuidad. Este es apenas el comienzo de una historia que esperamos nunca acabe. Es el ciclo de la vida auto-sustentándose y auto-renovándose.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *