A Posteriori

HONGOS

Lo “a priori” y “a posteriori” no se limita al tema del conocimiento, también está presente en la ética kantiana. En general, “a priori” es lo que no tiene su origen ni mediato ni inmediato en la experiencia, y “a posteriori” es lo que tiene un origen empírico pues descansa en la experiencia, y en último término en la percepción. El siguiente esquema representa los elementos a priori y a posteriori más importantes:

1.     ELEMENTOS, ESTRUCTURAS O PRINCIPIOS A PRIORI:

a)   en el ámbito del conocimiento:

  • en el nivel de la intuición: las formas a priori de la Sensibilidad (espacio y tiempo);
  •  en el nivel de la conceptualización: los conceptos puros del Entendimiento (categorías);
  •  en el nivel del razonamiento: las ideas de la Razón (alma, Dios y Mundo);
  •  los principios y tesis de la matemática y de la Física racional (física de Newton);

b)   en el ámbito moral:

  • los imperativos categóricos.

2.     ELEMENTOS, ESTRUCTURAS O PRINCIPIOS A POSTERIORI:

a)   en el ámbito del conocimiento:

  • en el nivel de la intuición: las sensaciones;
  • en el nivel de la conceptualización: los conceptos empíricos (“mesa”, “perro”, …);
  • en el nivel del razonamiento: cualquier argumento con datos tomados de la experiencia;
  • la mayor parte de principios y tesis de las ciencias empíricas;

b)   en el ámbito moral:

  • los imperativos hipotéticos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *