110 años en la Argentina – Celebración

La Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA y sus 110 años en la Argentina

El 9 de mayo, la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA festejó sus 110 años de vida en la Argentina con una celebración interreligiosa en la Catedral de Buenos Aires, presidida por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, de la que participaron dignatarios de distintas confesiones y tradiciones de fe.

El guión distribuido a los presentes expresaba: “Estamos hoy ‘juntos para rezar’. Comprendiendo que no es posible rezar juntos en el sentido de realizar la misma oración, sentimos, en el espíritu de Asís, que es posible y bueno rezar juntos en el sentido de estar presentes cuanto otros rezan. De ese modo manifestamos nuestro respeto por la oración de los otros y por la actitud de los demás ante la divinidad”.

En el acto, tras una invocación al “Altísimo, Dador de toda buena dádiva”, pidiéndole que presidiera el encuentro, se leyeron textos religiosos y se pidió por distintas intenciones a cargo de dirigentes y miembros del equipo profesional de la institución convocante, a las que los presentes “unidos, quienes tenemos una visión trascendente de la vida”, respondieron “Te lo pedimos, oh Dios”.

La Asociación Cristiana de Jóvenes, internacionalmente conocida como Young Men’s Christian Association (YMCA), fue fundada en Londres en 1844 y tiene presencia en 119 países y cuenta con 58 millones de miembros. Es creadora del básquetbol y del vóleibol en el mundo, deportes que introdujo en el país. Fomenta la educación formal y no formal -en el país tiene siete centros educativos propios-, los campamentos, entendidos como herramientas educativas fundamentales, la actividad física, el deporte social la responsabilidad cultural, social, política, en la sociedad civil, manteniendo independencia de los poderes públicos.

Inició su acción en la Argentina en 1902 y manteniendo una inspiración cristiana no está ligada a ninguna iglesia o confesión determinada. Es laica, abierta y plural en todos los campos.

En Buenos Aires construyó la primera pileta de natación con agua caliente, y en el país promovió centros turísticos propios, el turismo educativo y la celebración del Día de la Madre y del Día del Padre, como forma de abogar por el fortalecimiento de la familia.

En el acto en la Catedral, en una breve invocación, el cardenal Bergoglio agradeció al Señor por los años de la entidad y pidió la gracia de la verdad, de la memoria de los valores que El sembró “en nuestros corazones”, de “sentir tu cercanía, sentir que somos un pueblo que tiene a su Dios cercano”.

El sheij Mohamed Zanaty, musulmán, del Centro Islámico de la República Argentina, hizo sus invocaciones en árabe, inglés y castellano, y el rabino Abraham Skorka, de la comunidad Benei Tikvá, lamentó la idolatría que hoy se manifiesta en el egocentrismo y el egoísmo. Invocó la bendición de Dios para que se cumpla en nuestra realidad humana la visión del profeta Zacarías, el dominio del Señor sobre toda la tierra, en amor, justicia y equidad.

El pastor bautista Tomás Mackey dijo que los presentes se ponían en la presencia de Dios con humildad y gratitud, dando gracias por el trabajo fructífero de hombres y mujeres que han dado y recibido en la asociación.

El obispo metodista Frank de Nullly Brown pidió la bendición y la fuerza de Dios para el trabajo y la oración en el país, para que la entidad siga sirviendo a niños y jóvenes.

El obispo Gregory Venables, de la Iglesia Anglicana para el Cono Sur, pidió que ante tantos cambios y cuestionamientos, la mano del Señor siga extendida sobre nuestra sociedad y sobre la asociación.

El presidente de la Asociación, Eduardo Ibichian, dijo que ésta se compromete a seguir promoviendo los valores esenciales de la vida: amor, justicia, paz y solidaridad, y a mantener una actitud abierta y de servicio, basada en el diálogo fraterno y el respeto entre todos los actores de la sociedad.

En una reflexión, al agradecer los 110 años en el país, el cardenal Bergoglio dijo que la sociedad necesita de este testimonio de la fuerza de la utopía de los jóvenes y la sabiduría de los mayores, que requieren unirse en mutua escucha, alegría y esperanza, lejos de la demagogia y del “relativismo, que no lleva a ninguna parte”.

Luego se hizo una colecta para Caritas arquidiocesana y el secretario general de la entidad, Norberto Rodríguez, agradeció a Dios “por sus bendiciones y su infinita misericordia”, a los dirigentes, voluntarios, profesionales, asociados y personal de la entidad, a autoridades civiles, a las confesiones de fe y a organizaciones de la sociedad civil “con las que compartimos trabajo, visiones y utopías”.

Cada uno de los líderes religiosos leyó una bendición. La del cardenal Bergoglio decía: “Tú, que eres la Fuente de la Sabiduría, danos tu paz”, y todos los presentes se dieron un saludo de paz. El templo estaba lleno y había chicos abanderados de varias escuelas que sostiene la Asociación.

Finalmente se cantó el Himno a la Alegría, interpretado por el Coro Polifónico Nacional de Ciegos, dirigido por el maestro Osvaldo Manzanelli.

Cena en el Alvear Palace Hotel
Más tarde, ese mismo día la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA ofreció una cena en el Alvear Palace Hotel, en la cual el presidente del Directorio, Eduardo Ibichian, dijo: “Somos una organización positivamente inconformista”, indicando que quiere contribuir a generar una sociedad más justa e inclusiva, y perseverar en la búsqueda del bien común. El Salón Versailles mostró un lleno total con la asistencia de 220 invitados distribuidos en 22 mesas.

La cena fue conducida por el secretario general de la institución, Norberto Rodríguez, quien expresó que el 110° aniversario de la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA en la Argentina no era un punto de llegada sino una nueva plataforma de partida. Agregó que se anhelaba una noche en la que brillara el diálogo y la oportunidad del encuentro fraterno en un contexto de respeto por la diversidad, lo que efectivamente aconteció.

Dirigentes políticos de distintos partidos, legisladores nacionales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, funcionarios nacionales y locales, intendentes del interior del país, académicos, periodistas de diferentes medios, rectores de universidades, religiosos, empresarios, economistas y líderes de organizaciones sociales dieron marco a esta cena que mostró, una vez más en la práctica, la amplia convocatoria de la institución. Hubo delegaciones de varios países latinoamericanos de la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA: Perú y Uruguay, por ejemplo.

El secretario general de la Alianza Mundial de Asociaciones Cristianas de Jóvenes/YMCA, Johan Eltvik, noruego, felicitó a la entidad por la formación de jóvenes voluntarios y líderes sociales y por la forma en que construye puentes con distintas organizaciones de la sociedad. La organización internacional tiene su sede en Ginebra.

También hicieron uso de la palabra con elocuentes muestras de agradecimiento y reconocimiento a la institución celebrante, Gustavo López, subsecretario general de la Presidencia de la Nación y Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estuvo acompañado por la vicejefa de Gobierno, María E. Vidal, y el secretario general, Marcos Peña.

Se exhibió un video preparado por la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA que resumía las prioridades de la institución en términos de su compromiso, basado en la promoción de valores, enfocado hacia la búsqueda del bien común y la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Entre otros, entregó una plaqueta recordativa el presidente de la Acción Católica Argentina, Emilio Inzaurraga, que patrocina un programa de formación de jóvenes junto con la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA. Hicieron lo propio el Intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, a través del secretario de Legal y Técnica del municipio, Mariano Maltese, la Universidad Maimónides, el secretario general de la Alianza Mundial de Asociaciones Cristianas de Jóvenes/YMCA y las Asociaciones Cristianas de Jóvenes de Uruguay y Perú.

Acompañaron la cena el actual secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, así como el Intendente de Concordia, Entre Ríos, Gustavo Bordet, a cuyo cargo estuvo el brindis final. Actuó el conjunto vocal «Opus Cuatro», cuyos integrantes, en la palabra de Federico Galiana, reconocieron la relación histórica de amistad y afecto que mantienen con la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA.

Al concluir la cena, la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA entregó a cada uno de los presentes el libro «110 Años», con una alta calidad de edición e impresión, que en once capítulos contiene reflexiones y mensajes de ciento diez líderes del país sobre temas que hacen a la preocupación esencial de la institución. También en este punto se manifiesta la apuesta a la diversidad y el pluralismo que caracteriza a la Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA. La lista es encabezada por la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *