¿Por qué se realiza el Bar a los 13 y la Bat a los 12 años?

Sabemos que una joven es considerada Bat mitzvá a los 12 años, y un adolescente de 13 ya es Bar mitzvá, pero ¿sabemos por qué se establecieron esas edades?
En principio, psicológica y biológicamente, los 12 y 13 años marcan el ingreso en la adolescencia de los jóvenes. Por otra parte, en la antigüedad, su maduración emocional y su rol en la sociedad ya era, a esa edad, realmente, de adultos.

Hay diversas fuentes en las que nuestros sabios se han basado para definir las edades de bar y bat mitzvá. Al contrario de lo que tal vez puedas pensar, el bar o bat no son mayorías de edad ni ritos de pasaje marcados en la Torá. Nada dice en el Tanaj acerca del bar mitzvá.

La primera mención del término bar mitzvá de la que haya registro está en el Talmud, donde se menciona de esa forma a quien ya está sujeto al cumplimiento de mitzvot.

En la Mishná (primera parte del Talmud), se menciona que, a los 13 años, una persona ya está obligada a cumplir con los preceptos y que, a esa edad, sus padres ya no se responsabilizarían de sus actos, sino él mismo.

Se cree que los sabios tomaron esta edad de varios midrashim (relatos de tradición oral, adyacentes a lo contado en la Torá, pero no incluidos en ella). La edad de bat mitzvá se estableció antes, porque las mujeres maduran psicológica y físicamente antes.

Se tomó esta edad del midrash que cuenta que Miriam, la hermana de Moshé, tenía 12 años cuando colocó a su hermano en una canasta, sobre el río, para salvarlo. La madurez y la fortaleza necesarias para tomar esta decisión se consideran una referencia para establecer esa edad.

Para la edad de bar mitzvá hay varios midrashim que mencionan actitudes adultas a los 13 años. El más conocido es el que narra cómo el patriarca Abraham abandonó la creencia en los ídolos que construía su padre.

Hay midrashim que cuentan que Iaacov y su hermano, Esav, se pelearon y tomaron diferentes caminos a los 13 años, cuando Iaacov acogió el estudio de la Torá y Esav se encomendó a la idolatría. Ambos eligieron su camino de vida a esa edad.

También el Talmud dice que en los años del Segundo Templo (siglos V a I antes de la Era Común), en Iom Kipur los sabios bendecían a los jóvenes que alcanzaron ese año sus 13 y, desde ese momento, comenzaban a hacer ayuno.

Como se ve en todas estas fuentes, la edad de bar y bat mitzvá está relacionada con la adultez, y esta es entendida como la capacidad de tomar decisiones propias y pensar por sí mismos, como Abraham o Isaac, o de tener la valentía de hacer lo necesario, como Miriam. De todos estos valores está imbuido el paso que marca este momento tan esperado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *