¿El alcohol te hace entrar en calor?

No. Aunque en las películas sigan dándoles whisky a cuanta persona anda temblando por ahí, desde 1866 se sabe, gracias al trabajo de Sir B. Ward Richardson, que en realidad la temperatura corporal desciende. La sensación de calor que experimentamos se da porque, al ingerir alcohol, la sangre comienza a fluir hacia la superficie de la piel haciendo que las terminales nerviosas allí ubicadas perciban calidez. En realidad, justamente, eso hace que la temperatura corporal caiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *