Psicosis epilépticas: el puente neuropsiquiátrico

Las psicosis afectivas (depresivas), esquizofrenias y epilepsias constituían para Jaspers los “tres círculos de las grandes psicosis”. Schneider siempre diferenció claramente las epilepsias, como enfermedades neurológicas, de las esquizofrenias. Este concepto actualmente ya no es válido, en especial luego de las investigaciones de los últimos veinte años. Siguiendo a Huber, las epilepsias presentan exactamente los mismos síntomas guías o axiales (Leitsymptome) – ya en sus síndromes reversibles, ya en los irreversibles – que las psicosis de base somática.
Las esquizofrenias sintomáticas originadas en epilepsias se presentan como psicosis episódicas, pasajeras, aunque también como psicosis productivas en brotes y hasta psicosis crónicas. Los episodios psicóticos productivos esquizofrénicos ligados a epilepsias aparecen muy rara vez en relación con la crisis (pre o postictal), sino lo hacen más frecuentemente como interictales, en primera línea en las epilepsias psicomotoras. Sus psicosíndromes (huber) son muy similares a las llamadas esquizofrenias cenestésicas. Describimos brevemente su fisiopatología.
Diferenciamos los conceptos de epilepsia psicomotoras de las llamadas “epilepsias temporales”.
Enfocamos la psicopatología de las psicosis epilépticas llamadas “esquizomorfas o esquizofreniformes”. En especial señalamos que no existe una especificidad de síntomas psicopatológicos esquizofrénicos. Por el contrario, seguimos a Huber, Gross y Janzarik en la identidad de los síndromes psicopatológicos, tanto para las esquizofrenias idiopáticas como para las sintomáticas o epilépticas, en este caso.
Por último nos referimos a una investigación sobre psicosis epilépticas esquizomorfas, con casuística propia del Hospital Psiquiátrico desde 1985.

Sobre el autor

0 Comentarios

Ingrese su respuesta





SEO Powered By SEOPressor