Plantas Simbólicas Y Sagradas

Casi todo lo que comemos viene de las plantas, ya sea directamente de alimentos básicos como fruta y vegetales, o indirectamente a través de ganado, que es alimentado por las plantas que componen el forraje. En otras palabras, las plantas son la base simbólica de toda la cadena alimentaría, o lo que ecólogos llaman el primer nivel trófico.
Las plantas son los seres vivos capaces de fabricar materia orgánica usando elementos minerales y de liberar oxígeno. Al haberse extendido por toda la tierra, esos dos factores son permitieron la aparición de los animales y su asentamiento, al igual que para el hombre. Ellas constituyen el eslabón más importante de la cadena alimentaría. Existen más de 300000 especies de plantas conocidas, siendo un número menor al de las especies animales. La Biblia menciona un sinnúmero de plantas, cada una con un significado simbólico.

Nuestro propósito en este capítulo sólo es tratar de hacer una rápida descripción de ciertas plantas sagradas de carácter simbólico, y por lo tanto altamente significativo.

La higuera simboliza la santidad o la espiritualidad en el fruto y no en las hojas; o sea, en realidad y no en apariencia. Adán quiso aprovecharse de las hojas, Génesis 3.7. El Señor buscó fruto en la higuera, Mateo 24.32. Fue usada para la curación del cuerpo, Isaías 38.21.
El olivo simboliza la bendición divina. “Yo estoy como olivo verde en la casa de Dios”, Salmo 52.8. “Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa”, Salmo 128.3. A diferencia de otras plantas, Dios reconoce valor en las raíces y las ramas del olivo; véase Romanos 11.
La vid (uva) simboliza el fruto para Dios solamente por permanecer en la vid. “Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí”, Juan 15.4. El producto de la vid es el vino “que alegra el corazón del hombre”, Salmo 104.15.
También estas tres matas simbolizan a la nación de Israel: La higuera en su responsabilidad religiosa; “De la higuera aprended la parábola …”, Mateo 24.32. El olivoen su distintivo carácter político; “Olivo verde, hermoso en su fruto y en su parecer, llamó Jehová tu nombre”, Jeremías 11.16. La vid en su deber espiritual; “Tenía mi amado una viña … la había plantado de vides escogidas …”, Isaías 5.1,2.
El olivo silvestre tipifica a los gentiles que Dios aceptó a falta de un Israel cumplido. “Tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, (o sea, en lugar de las ramas naturales), Romanos 11.17. La vid verdadera, Juan 15.1, es Cristo, a diferencia de Israel infiel.
Mirra era una mata exprimida para saciarse de su perfume dulce. Así Cristo tiene un olor grato a Dios como resultado de haber sido exprimido en la cruz. La iglesia de Esmirna (“mirra”) daba un olor grato como resultado de la persecución recibida y su sufrimiento por Cristo.
El incienso puro señala la fragancia y completa devoción que Cristo llevó ante Dios. “En todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre”, Malaquías 1.11. El incienso está asociado con la oración, tal vez por la relación estrecha que ésta lleva con la adoración. “Suba mi oración delante de ti como el incienso”, Salmo 141.2; “… copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos”, Apocalipsis 5.8.
La flor de harina indica la perfecta naturaleza humana en la vida de Cristo. Fue amasada con aceite como figura del Espíritu sobre Él. La flor de harina era de grano superior al de “la harina”—véase que hay distinción en 1 Reyes 4.22.
La acacia representa la perfecta humanidad de Cristo. Es una madera incorruptible, y fue usada en los muebles del tabernáculo, los cuales forrados de oro o de bronce.
El almendro representa la resurrección. Es la primera mata que florece en la primavera. “ Veo una vara de almendro … Bien has visto; porque yo apresuro mi palabra para ponerla por obra”, Jeremías 1.11,12.
El arrayán representa el gozo. “… los árboles darán palmadas de aplauso … y crecerá arrayán”, Isaías 55.12.
Espinos y cardos representan la maldición por rechazar la gracia. “Maldita será la tierra … Espinos y cardos te producirá”, Génesis 3.17,18. Véase Hebreos 6.8.
El cedro es figura de la fuerza, el crecimiento y la gloria humana. “… todos los cedros del Líbano altos y erguidos”, Isaías 2.13.
El hisopo es simbólico de la humildad, la fe al alcance de todos, como en Éxodo 12.22, no obstante la debilidad humana. Tenía que ser redimida con sangre, como también el cedro, Levítico 14.4. “Purifícame con hisopo”, Salmo 51.7.
La hierba representa la gloria de la naturaleza. “La hierba del campo … Dios la viste así”. Es la gloria pasajera del hombre: “Toda carne es como hierba y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae”, 1 Pedro 1.24.
El lirio es figura de la hermosura y exaltación. “Considerad los lirios … ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos”, Mateo 6.29.
La palmera representa la victoria, rectitud y prosperidad. “… una gran multitud … vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos”, Apocalipsis 7.9. “El justo florecerá como la palmera”, Salmo 92.12.
La levadura representa lo malo. “La levadura de los fariseos, que es la hipocresía”, Lucas 12.1. En lo moral hay levadura de malicia y maldad, 1 Corintios 5.8, y en lo doctrinal hay la de Gálatas 5.9, que es un estorbo para no obedecer la verdad. La levadura se excluía de las ofrendas, excepto aquellas que enseñan que hay mal en el ser humano.
El manzano: refrigerio y fragancia. “Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes”, Cantares 2.3. “Manzana de oro … es la palabra dicha como conviene”, Proverbios 25.11.
La miel habla de la dulzura que apela al hombre pero no a Dios. Estúdiense Levítico 2.11, Isaías 7.15 y Apocalipsis 10.9.

Sobre el autor

0 Comentarios

Ingrese su respuesta





SEO Powered By SEOPressor