Capitanía General de Guatemala

La Capitanía General de Guatemala (entidad territorial de carácter militar) fue una dependencia del Imperio español (dentro del Virreinato de Nueva España), establecida por la Corona española durante su periodo de dominio americano, entre 1540 y 1812 y de 1816 a 1820. También fue conocida con el nombre de Reino de Guatemala (entidad territorial de carácter hacendario y policial, conformada con las Leyes Nuevas), debido a que desde 1609, el presidente de la Audiencia y Cancillería Real de Santiago de Guatemala (entidad territorial de carácter judicial), también asumía en lo civil (hacienda y policía) como gobernador del Reino de Guatemala, y en lo militar como capitán general del territorio.

De 1812 a 1814 y de 1820 a 1821 el territorio, al igual que toda la monarquía española bajo la Constitución de Cádiz, estuvo dividido en provincias que no estaban subordinadas entre sí en lo político, aunque en lo militar y en lo judicial sí tenían autoridad sobre esas provincias (en 1816, el rey Fernando VII revocó la Constitución de Cádiz, siendo obligado a restablecerla en 1820).

En 1821 las cinco provincias (Provincia de Ciudad Real de Chiapas, Provincia de Guatemala, Provincia de San Salvador, Provincia de Comayagua y Provincia de Nicaragua y Costa Rica), proclamaron su independencia de España.[1] Al año siguiente la mayoría de ellas se unió al Primer Imperio Mexicano, y, tras la abdicación de Agustín de Iturbide, formaron en 1823 las Provincias Unidas del Centro de América y en 1824 la República Federal de Centroamérica. La región comprendía los actuales países de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, así como al estado mexicano de Chiapas y la provincia panameña de Chiriquí.

La Capitanía General de Guatemala (entidad territorial de carácter militar) fue una dependencia del Imperio español (dentro del Virreinato de Nueva España), establecida por la Corona española durante su periodo de dominio americano, entre 1540 y 1812 y de 1816 a 1820. También fue conocida con el nombre de Reino de Guatemala (entidad territorial de carácter hacendario y policial, conformada con las Leyes Nuevas), debido a que desde 1609, el presidente de la Audiencia y Cancillería Real de Santiago de Guatemala (entidad territorial de carácter judicial), también asumía en lo civil (hacienda y policía) como gobernador del Reino de Guatemala, y en lo militar como capitán general del territorio.

De 1812 a 1814 y de 1820 a 1821 el territorio, al igual que toda la monarquía española bajo la Constitución de Cádiz, estuvo dividido en provincias que no estaban subordinadas entre sí en lo político, aunque en lo militar y en lo judicial sí tenían autoridad sobre esas provincias (en 1816, el rey Fernando VII revocó la Constitución de Cádiz, siendo obligado a restablecerla en 1820).

En 1821 las cinco provincias (Provincia de Ciudad Real de Chiapas, Provincia de Guatemala, Provincia de San Salvador, Provincia de Comayagua y Provincia de Nicaragua y Costa Rica), proclamaron su independencia de España.1 Al año siguiente la mayoría de ellas se unió al Primer Imperio Mexicano, y, tras la abdicación de Agustín de Iturbide, formaron en 1823 las Provincias Unidas del Centro de América y en 1824 la República Federal de Centroamérica. La región comprendía los actuales países de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, así como al estado mexicano de Chiapas y la provincia panameña de Chiriquí.

La Capitanía General de Guatemala (entidad territorial de carácter militar) fue una dependencia del Imperio español (dentro del Virreinato de Nueva España), establecida por la Corona española durante su periodo de dominio americano, entre 1540 y 1812 y de 1816 a 1820. También fue conocida con el nombre de Reino de Guatemala (entidad territorial de carácter hacendario y policial, conformada con las Leyes Nuevas), debido a que desde 1609, el presidente de la Audiencia y Cancillería Real de Santiago de Guatemala (entidad territorial de carácter judicial), también asumía en lo civil (hacienda y policía) como gobernador del Reino de Guatemala, y en lo militar como capitán general del territorio.

De 1812 a 1814 y de 1820 a 1821 el territorio, al igual que toda la monarquía española bajo la Constitución de Cádiz, estuvo dividido en provincias que no estaban subordinadas entre sí en lo político, aunque en lo militar y en lo judicial sí tenían autoridad sobre esas provincias (en 1816, el rey Fernando VII revocó la Constitución de Cádiz, siendo obligado a restablecerla en 1820).

En 1821 las cinco provincias (Provincia de Ciudad Real de Chiapas, Provincia de Guatemala, Provincia de San Salvador, Provincia de Comayagua y Provincia de Nicaragua y Costa Rica), proclamaron su independencia de España.[1] Al año siguiente la mayoría de ellas se unió al Primer Imperio Mexicano, y, tras la abdicación de Agustín de Iturbide, formaron en 1823 las Provincias Unidas del Centro de América y en 1824 la República Federal de Centroamérica. La región comprendía los actuales países de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, así como al estado mexicano de Chiapas y la provincia panameña de Chiriquí.

Sobre el autor

0 Comentarios

Ingrese su respuesta





SEO Powered By SEOPressor